El Boston Teachers Union (BTU por sus siglas en inglés) presentará este viernes, 9 de octubre, una orden judicial para detener el regreso a clases de forma presencial en las Escuelas Públicas, después de que la tasa de contagio por COVID-19 en la ciudad superó el 4%.

El alcalde Marty Walsh detuvo los planes de reapertura de las Escuelas Públicas de Boston el miércoles 7 de octubre, sin embargo, los estudiantes del distrito con necesidades especiales continúan con el aprendizaje en persona.

El sindicato de maestros argumenta que la ciudad está violando los términos del acuerdo en el que se requiere que las escuelas hagan la transición completa al aprendizaje remoto como consecuencia de la tasa de contagio.

El BTU aseguró que respaldaría a cualquier maestro que no se sienta seguro al regresar al trabajo e instó a todos sus miembros a comunicarse con Walsh, la superintendente Brenda Cassellius y el presidente del comité escolar para expresar sus preocupaciones.

Te puede interesar: BOSTON: Retrasan la siguiente fase de clases presenciales

Poe su parte, Walsh defendió la medida que permite a los estudiantes con necesidades especiales continuar aprendiendo en persona.

«Esta decisión se basa en la orientación de nuestros expertos en salud pública y en consulta con los funcionarios estatales en salud pública y educación. Somos consistentes con nuestra decisión de dar prioridad en este plan a los estudiantes con más necesidades», dijo el alcalde.

Twitter

Escuelas Boston

Se estableció que los niños en edad preescolar y los de jardín de infantes se reportaran a la escuela la semana del 15 de octubre, pero eso se retrasará hasta el 22 de octubre, por lo pronto.

«Reevaluaremos las acciones basándonos en los datos que veamos entre ahora y entonces, y hay muchas otras fechas que analizaremos para predecir dónde estará la tasa de positividad en la ciudad de Boston», dijo Walsh.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.