Este lunes 21 de septiembre reabrieron los gimnasios de la Ciudad de México, tras más de cinco meses de inactividad por la pandemia de coronavirus.

Estos centros deben operar al 30 por ciento de su capacidad y sólo permite que realicen actividades individuales, siempre que lleven a cabo todas las medidas sanitarias.

Para no perder contacto con sus clientes, algunos empresarios del ramo fueron creativos y mantuvieron los usuarios activos a través de las redes sociales.

«Estuvimos ofreciéndole a los usuarios alternativas para entrenar, estuvimos posteando nuestros entrenamientos de forma gratuita en Instagram y otras redes sociales y también hicimos grupos virtuales para dar clases a través de zoom”, indicó Ulises Treviño, del gimnasio Legend of Fitness.

En un recorrido realizado por Grupo Imagen en las colonias Alamos, Algarín y Narvarte, se pudo apreciar que varios gimnasios todavía se encuentran cerrados.

Algunos propietarios se encuentran adecuando las instalaciones para poder recibir a los clientes con las medidas sanitarias requeridas por las autoridades.

Mientras que otros iniciaron desde este lunes.

Para empezar es un cupo limitado, estamos al 30 por ciento de capacidad para respetar la sana distancia de todos los que vienen a entrenar, el servicio es por cita son 10 personas máximas a las cuales tenemos acceso para poder entrenar”

«Debes de traer dos pares de tenis, el par de la calle que es con el que llegas, se sanitiza, te toman la temperatura te pones unos tenis limpios, después se te ofrece gel para las manos y así pueden subir a tomar una clase. Todo el material se sanitiza después de cada clase y entre cada clase se hace una limpieza en toda el área donde se trabajó, además tenemos sanitizaciones generales cada semana”, detalló el entrenador.

Entre las disposiciones por la nueva normalidad, se indicó que está prohibida la operación de saunas y baños de vapor.

A algunos gimnasios de la ciudad no les quedo más que cerrar de forma definitiva, debido a los altos costos de la renta y la nómina de empleados que tuvieron que absorber luego de varios meses de estar inactivos por la emergencia sanitaria.

Con información de Excélsior

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.