“Quiero anunciarles que el Ministerio de Salud construirá una Unidad de Salud en la Isla Tasajera, una zona históricamente olvidada. Ese centro de salud contará con una unidad de cuidados intensivos”, dijo el presidente Nayib Bukele el 27 de agosto, en un acto público en el que su administración recibió una donación de ventiladores por parte del gobierno de Estados Unidos.

El embajador de EE. UU. en el país, Ronald Johnson, estaba al lado del mandatario cuando Bukele hizo este anuncio, el cual fue considerado como “político” y sin base científica-médica por parte de tres doctores en los días siguientes.

La isla Tasajera, ubicada en el municipio de San Luis La Herradura, en La Paz, tiene una población aproximada de 1,845 habitantes, según el último censo.

Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico, dijo en una reciente entrevista televisiva que “es un anuncio político, no tiene una base científica, realmente. (Bukele) debería mejor ponerles un helicóptero y transportarlos en 20 minutos a un hospital que tenga UCI, que hacer una inversión de ese tipo en un lugar que no va a funcionar”.

Brizuela recomendó “que el hospital de Usulután, que queda más cerca de esa zona, tuviera unidad de cuidados intensivos, un intensivista y otras especialidades, que no los tiene en este momento”.

El doctor Iván Solano Leiva, quien también forma parte del Colegio Médico, explicó que una unidad de cuidados intensivos debe estar acompañada por personal de una serie de subespecialidades médicas, “servicios auxiliares como radiología, especialistas como cardiólogos, endocrinólogos, nefrólogos, infectólogos, etc.”, y puso como ejemplo algunos hospitales que sí tienen todos esos recursos humanos y de equipo, como el Benjamín Bloom, el Nacional de la Mujer, el Nacional Rosales o el San Rafael.

“A propósito de lo que dijo el presidente, que quiere poner una UCI en Tasajera, eso es propio de un hospital de tercer nivel, no de primer nivel, no para una unidad de salud”, resumió Solano Leiva.

Benjamín Coello Villalobos, exsubdirector del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, publicó en su cuenta de Twitter una serie de argumentos técnicos que derrumban la idea de una UCI en la isla.

“Creo que hasta un estudiante de medicina puede entender que la idea de hacer una unidad de salud que cuente con UCI no sólo es una desfachatez, sino una ofensa. Es evidente que el anuncio es alevoso y completamente deshonesto, y sólo busca atraer simpatía de gente ignorante en en temas de niveles de atención en salud y atención prehospitalaria del paciente crítico producto de una emergencia”, expresó Coelo.

Para el galeno, “el interés primordial del gobierno no parece ser resolver el problema sanitario de los isleños (de Tasajera), sino cuantos votos pueden lograrse”.

Coelo dio más detalles sobre todos los componentes que deben acompañar una unidad de cuidados intensivos, que son “para pacientes críticos, generalmente con fallas de varios órganos vitales a la vez, que requieren atención y procedimientos de varias especialidades médicas. Pueden necesitar cirugías de urgencia, hemodiálisis, endoscopías del tracto digestivo o respiratorio, tomografías, resonancias, transfusiones, etc. Estos servicios deben estar a la mano, pues el paciente crítico no puede andarse llevando de un lado a otro para ello, por su estado”.

Con información de El Salvador

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.