Un total de 63 inmigrantes (entre ellos salvadoreños) fueron interceptados cuando viajaban ocultos en un tráiler en la carretera entre Laredo y el área metropolitana de San Antonio, en Texas.

La detención ocurrió la tarde – noche del 21 de enero en el retén carretero que Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) mantiene en la interestatal 35, según reportan medios locales.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza se pusieron en alerta cuando un perro amaestrado de la unidad K-9 de CBP empezó a ladrar a un camión con remolque de carga blanco que llegaba al punto de revisión.

El chofer del tráiler escuchó los insistentes ladridos del perro y aceleró la marcha para darse a la fuga en desobediencia de los uniformados que le indican desviarse hacia el área de inspección secundaria.

Al llegar a una zona de campo abierto, el conductor abandonó el tráiler a la orilla de la carretera y trató de evadir a los agentes fronterizos que lo perseguían.

Cuando los patrulleros abrieron el furgón del tráiler descubrieron que estaba repleta de personas, quienes resultaron ser 63 inmigrantes sin documentos originarios de distintos países: El Salvador, Brasil, Ecuador, Honduras, Guatemala, México, Nicaragua y hasta de China.

La Patrulla Fronteriza peinó el área en un operativo de búsqueda hasta que localizaron al chofer, un ciudadano estadounidense que enfrenta cargos por contrabando de personas.

Fuente: El Salvador

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.