El nuevo ministro de la defensa es Carlos Holmes Trujillo, quien se venía desempeñando como Canciller de la República. Este nombramiento se da tras la renuncia de Guillermo Botero que se fue en medio de varios escándalos.

Se trata del momento tal vez más complicado del gobierno de Iván Duque. Fueron varias las denuncias que hicieron insostenible la permanencia del anterior jefe de la cartera. La primera: la forma en que manejó la información del asesinato de Dimar Torres a manos del Ejército.

Según denunció SEMANA, al desmovilizado de las Farc lo mataron mediante un plan orquestado, según la Fiscalía, por un coronel. Botero, sin embargo, en un principio dijo que la muerte se había dado en una refriega.

Pero lo que terminó por mover los cimientos del ministro fue la denuncia que hizo el senador Roy Barreras, en el debate de moción de censura la semana pasada. Un bombardeo en Caquetá en el que murieron al menos ocho menores de edad, había sido presentado como exitoso. Nunca se le dijo al país quiénes eran los fallecidos ni qué edades tenían. Antes de ordenar el bombardeo, el Gobierno no atendió los llamados del personero de Puerto Rico, Caquetá, quien alertó varias veces sobre el reclutamiento forzado de menores de edad por parte de las disidencias.

Holmes Trujillo es uno de los hombres de Duque tal vez con más experiencia en el sector público. Fue alcalde de Cali (1988), ministro de Educación (1992), embajador de Colombia ante la OEA (1995) y ministro del Interior (1997). Y desde el 7 de agosto de 2018 estaba al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuente: Semana

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.