“Se casaron y vivieron felices por siempre…”. ¿Suena conocida esta frase? La vida en pareja no es una película de Disney ni una telenovela ya que la realidad empieza con el paso del tiempo.

Uno constantemente escucha lo que debe de trabajar para mantener viva la relación. Se aprende con el tiempo y con los consejos de la familia y amigos que para tener un buen matrimonio hay que trabajar en la comunicación, respeto, honestidad, sexualidad, etc.

Sin embargo ¿qué explicación se da cuando ocurre el distanciamiento paulatino en la pareja? Día a día se convierten en dos extraños compartiendo un mismo techo. Dos personas que en algún momento juraron amor eterno, pero hoy existe un abismo emocional e indiferencia uno al otro. Es decir, se habla acerca de una falta, o vacío entre ambos.

Estudios de la Universidad de Washington sostienen que existen factores que predicen un divorcio.

La crítica

Es común escuchar: “Siempre es tu culpa. Nunca haces bien las cosas. No cambias”. El que critica se coloca en una posición de superioridad a través de mensajes que ridiculizan, burlan o minimizan. Así mismo la persona que recibe todo cosecha un sentimiento de desprecio, poca confianza en sí y pérdida de valor.

El silencio

Castigar a tu pareja con la típica “ley de hielo” causa un gran daño emocional en la relación. El no escuchar, es un tipo de silencio. Refleja el poco interés y respeto a la pareja. Así mismo el no hablar, quedarse callado es una forma de silencio que frustra la relación. Todo eso se acumula en forma de resentimientos y mucho enojo y tarde o temprano terminan hiriéndose más.

El desprecio

Se refiere a la falta de respeto. Trasgredir los límites emocionales con groserías o insultos. Menospreciar a tu pareja humillándolo o haciéndolo sentir menos. Todo esto deja grandes heridas emocionales en la relación perdiendo la confianza en el otro. Esto representa la antesala a la violencia física.

Perder los detalles

“Lo que valen son los pequeños detalles”. Vale la pena demostrarse el cariño y amor con aquello que hace su relación especial. Una llamada deseando buen día, un mensaje, una notita de amor, dedicar una canción, hacer su comida favorita. En fin todo con lo que se pueda retroalimentar, enriquecer y mejorar la relación.

Continúa leyendo más factores aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *