Llegaron a la Copa Confederaciones en un mar de dudas, con la ventaja de ser local pero con un juego poco vistoso y que generaba interrogantes.

Scolari acopló a una selección que no solo se lució en su juego, sino que también le pasó por encima a sus adversarios, incluyendo a la toda poderosa España.

En la tierra del ‘jogo bonito’ la ‘Verdeamarela’ es la que más opción tiene tras ganar la Copa Confederaciones.

Anfitrión, con grandes figuras como Neymar , Hulk, Thiago Silva, Alves, Pulinho, Óscar y David Luiz, encabezados por Scolari que ya sabe lo que es ganar un mundial, el de Japón y Corea 2002.

Neymar llegará al Mundial después de vivir su primera temporada en el FC Barcelona, lo que para muchos es algo positivo, porque le dará el conocimiento y la sapiencia de cómo jugarle a los equipos europeos cuando les toque enfrentarlos.

En defensa, Brasil parece tener una de las líneas más seguras de los 32 equipos, al contar con centrales como David Luiz y Thiago Silva, añadiendo la velocidad de Dani Alves. En la creación del juego existen dudas, ya que algunos fanáticos piden que Scolari convoque a Kaká y alguno de los más extremistas piden el retorno de Ronaldinho.

Por su parte, el técnico tiene en mente que Óscar se enfunde la casaca “10”, el joven jugador del Chelsea se ha ganado el respeto de Mourinho, algo que Scolari no dejará pasar por alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.