Uno de los síntomas que comúnmente es reportado en las consultas de medicina es el que se refiere al dolor en las piernas. En muchas ocasiones la persona no sabe cuál es la razón de que cuando comienza a caminar, y pasado un corto tiempo, presenta molestias en sus miembros inferiores.

Este problema clínico es conocido como la enfermedad vascular periférica, y ella se origina porque existe una artropatía que no es más que el conjunto de eventos que logran alterar la constitución y la funcionabilidad de las arterias.

La enfermedad vascular periférica afecta entre al 5 y 8% de la población mayor de edad, es 4 veces más frecuente en los hombres que en las mujeres y se dice que uno de cada 10 varones mayores de 70 años padece este problema.

La enfermedad vascular periférica se presenta en mayor frecuencia en los miembros inferiores y existen dos modalidades de la misma:

• La aguda que ocurre por un evento puntual como es el caso de un émbolo proveniente del corazón o un trombo local.

• La crónica que es la más frecuente y que está asociada a los siguientes factores:

1. Edad
2. Sexo
3. Carga genética
4. Consumo de tabaco
5. Diabetes mellitus
6. Hipertensión arterial
7. Dislipidemia (una serie de diversas condiciones patológicas cuyo único elemento común es una alteración del metabolismo de los lípidos)
8. Obesidad
9. Sedentarismo
10.Situaciones de hipercoagulabilidad

En cuanto a las etapas clínicas, la enfermedad vascular periférica tiene cuatro grandes etapas que son las siguientes:

1. Etapa I: Paciente sin síntomas. 2. Etapa II: Claudicación Intermitente.
3. Etapa IIA: El dolor aparece caminando más de 150 metros.
4. Etapa IIB: El dolor aparece caminandomenos de 150 metros.
5. Etapa III: Dolor en reposo o nocturno.
6. Etapa IV: Lesiones tróficas, necrosis o gangrena.

¿Cómo se diagnostica esta patología?
En primer lugar se hace un buen interrogatorio del paciente, la exploración física y los exámenes complementarios como el “Dopplerâ€, aunque también pueden hacerse la angiografía, la tomografía arterial computarizada o la resonancia magnética.

En cuanto al tratamiento médico, existen dos vías que son el tratamiento farmacológico y en casos que dificulten mucho la vida cotidiana del paciente hay que recurrir al tratamiento quirúrgico los cuales son muy exitosos.

Para mayor información usted puede contactar a la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) llamando al 1-888- 474-VIVE.

A través de esta columna quisiéramos invitarlo a que nos escriba y solicite algún tema de salud relacionado al trabajo que pueda ser de interés para usted y otros lectores. Envíenos un correo a drcruz@elplaneta.com o síganos por nuestro twitter (@galeno1999).

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *