Cuando falta una semana para las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en una carrera muy pareja entre los dos candidatos, una nueva encuesta muestra que el voto latino será crucial para el presidente Barack Obama. El 73% de los hispanos registrados para votar favorecen al líder demócrata y sólo 21% a su rival republicano, Mitt Romney, según un sondeo de ImpreMedia y Latino Decisions difundida ayer. Así publicó El Clarín.com

El dato no es menor, ya que la encuesta indicó además que un 87% de los hispanos están casi seguros de que votarán el 6 de noviembre. Esto podría significar un récord de participación de la primera minoría del país , explicó la directora de ImpreMedia, Monica Lozano.

El sondeo, realizado del 19 al 25 de octubre entre 300 personas, con un margen de error de 5,6%, señaló también que un 8% de los latinos registrados para votar ya lo hicieron por anticipado.

Según datos de la Oficina del Censo de EE.UU., en 2011 había 51,9 millones de latinos o hispanos en el país, un 16,7% de la población, 6 millones de personas más que en 2008.

Obama tuvo en la última elección presidencial el respaldo de casi 7 de cada 10 latinos que depositaron su voto, y según constató por entonces la organización National Association of Latino Elected and Appointed Officials (NALEO) esa comunidad emergió como “una nueva fuerza†capaz de dar forma al mapa electoral de EE.UU .

Hace cuatro años, 19,5 millones de hispanos reunían los requisitos para votar. Ahorason 23,7 millones, una cifra récord que simboliza el peso específico de esos electores cuya fuerza, no obstante, se desinfla bastante a la hora del sufragio.

En 2008, ante unas elecciones con alto índice de participación, sólo votó la mitad de los hispanos que podían hacerlo, mientras que más de un 60% de los blancos y afroamericanos acudió a las urnas.

Los sondeos indican que el empleo y la economía son las principales preocupaciones de los estadounidenses, lo que es también prioritario para los hispanos, cuyo índice de desocupación es de un 9,9%, casi tres puntos porcentuales más que el de los blancos.

Según el Pew Hispanic Center, más de un 50% de los latinos registrados para votar indicaron en un estudio publicado el 11 de octubre que la educación, el empleo, la economía y la sanidad, eran asuntos “extremadamente importantesâ€.

En esa lista de inquietudes, un 36% de los encuestados consideró vital solucionar el déficit del país. El problema migratorio no apareció hasta un quinto lugar, algo que podría explicar por qué Obama y Romney han dedicado tan poco tiempo a discutir este punto durante la campaña.

El mismo informe de Pew Hispanic Center señaló que Obama había aumentado sus apoyos entre los latinos con respecto a 2008, pese a fracasar en su intento de poner en marcha su prometida reforma migratoria integral.

Las posibilidades de Romney para captar voto hispano son, según los sondeos, poco alentadoras. Aunque sí ha conectado con los cubanoamericanos de Florida, estado que suele ser crucial a la hora de contar los votos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.