DETROIT (AP) – Una mujer con muerte cerebral a causa de aneurismas y que ha sido mantenida con vida desde hace un mes con un pulmón artificial alumbró mellizos de forma prematura, informó el lunes un hospital de Michigan.

Nicholas y Alexander Bolden pesaron menos de 900 gramos luego de nacer por cesárea el 5 de abril y siguen en incubadores en el Hospital Pediátrico Helen DeVos en Grand Rapids, dijo el portavoz Bruce Rossman. El procedimiento es poco común. En 2010, investigadores alemanes encontraron solamente 30 casos similares desde 1982.

«Ciertamente esperamos que se recuperen, pero en estos momentos son demasiado pequeños para hacer un pronóstico con confianza», dijo. Los bebés nacieron a las 25 semanas.

«Niños nacidos tan prematuramente corren un alto riesgo de enfermedades crónicas. Es demasiado pronto para saber».

Christine Bolden, de 26 años, se desplomó a causa de aneurismas el 1 de marzo. Se le declaró muerte cerebral cinco días más tarde, pero los médicos en el Spectrum Health Butterworth, un hospital afiliado, la mantuvieron en un pulmón artificial para dar tiempo para que sus hijos pudieran desarrollarse más, dijo Rossman.

La familia Bolden pidió «que hiciésemos todo lo posible para salvar a los bebés. No fue una decisión difícil», dijo Rossman. «Requirió muchas evaluaciones y análisis entre el personal. Los bebés tenían que tener al menos 24 semanas antes de considerar siquiera la cesárea».

Rossman dijo que los médicos no estaban disponibles para entrevistas sobre el caso.

El hermano de Bolden, Vance Terrell, dijo que había ofrecido a su hermana palabras de aliento durante visitas al hospital, aunque ella no podía verle ni oírle y nunca cargaría a sus niños.

Bolden tenía otros dos hijos: una niña de 11 años y uno niño de tres.

Copyright 2012 The Associated Press.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *