Por supuesto, las niñas fanáticas del fútbol no faltaron. Angie de ocho años dijo haber jugado fútbol por muchos años y que se siente muy divertido jugar con estos jugadores profesionales. Angie no tiene un equipo favorito pero dice que en el futuro sí le gustaría jugar fútbol en el equipo femenino de Colombia.

Monica Pinzón Cónsul de Colombia en Boston comentó en el evento que «el fútbol es fundamental en nuestra cultura, es el deporte por el que vivimos, por el que vibramos y genera mucha pasión. Con tres jugadores colombianos en el Revolution los colombianos estamos llenos de orgullo». La funcionaria acotó que East Boston es un área con mucha población colombiana en Nueva Inglaterra y por eso ya se ha convertido en el hogar de estos jugadores. «Yo he traído a toda mi familia acá, los niños admiran a los jugadores de fútbol profesional y por eso se sienten orgullosos de ser de su país. Además estos deportistas inspiran a los niños a dedicarse al deporte y no a otras cosas que tal vez no son tan buenas», concluyó la Cónsul.

Luego del evento en el que los jugadores fueron agasajados por la comunidad, se realizó una recepción VIP que contó con la presencia de representantes del Alcalde Menino y oficiales diplomáticos colombianos en el bar El Kiosko. Nuestras fuentes indican que los tres jugadores disfrutaron bandejas paisa, uno de los platos más representativos de Colombia.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *