El ayuntamiento de Medford se reúne todos los martes a las 7:00pm. Así lo hizo el pasado 10 de abril, pero esta vez ocurrió una rareza: por primera vez en mucho tiempo, el auditorio estaba repleto. Más de 200 personas de todas las edades, en su gran mayoría latinos, colmaron el espacio en apoyo a la iglesia evangélica Vida Real de Somerville, que se quedó sin lugar de reunión dominical después de que los administradores del Teatro Chevalier en Medford le suspendieron el servicio de alquiler.

Desde hace un año y medio el salvadoreño Luis Morales, fundador de la iglesia, reúne a sus feligreses todos los domingos en este teatro, que es propiedad de la ciudad de Medford y está administrado por una comisión de cuatro voluntarios designados por el Alcalde.

Pero hace seis meses los miembros de esta comisión empezaron a quejarse de que el espacio había sufrido daños tras las reuniones de la iglesia, y que el pastor había comprado equipos voluminosos como cornetas, amplificadores y proyectores que no había donde almacenar de una semana para otra.

Después de varios meses de discusiones y enfrentamientos, la comisión decidió desalojarlos. «En el edificio no hay un solo espacio para almacenaje, los niños dejan juguetes y basura dentro y fuera del auditorio, y el espacio se ha deteriorado», comenta John Costas, uno de los integrantes de la comisión.

Pero Morales tiene otra versión: «Cuando vieron que la iglesia empezó a crecer y que eran en su mayoría latinos, empezaron a acosarnos para que nos fuéramos». Asegura que lo que se ha dañado, lo han reparado. «Todo rayoncito me lo quieren achacar a mí, cuando el teatro es usado también para otros conciertos y shows aparte de las reuniones de la iglesia», asegura el salvadoreño.

Costas acabó admitiendo que hay una razón más para el desalojo: «Para ser honestos, este es un teatro que no fue concebido para actividades religiosas sino para conciertos y presentaciones teatrales», declaró. La razón por la que decidieron alquilar el espacio a la iglesia hace un año y medio fue porque necesitaban el dinero.

Parte del problema es también que no existe ningún documento escrito que soporte la relación comercial entre la iglesia y el teatro. «No quisimos hacer contrato porque en un principio no podíamos garantizar que el auditorio iba a estar disponible todos los domingos del año», comentó Costa.

Luis Morales, sin embargo, opina diferente. «Nunca quisieron poner nada por escrito porque no querían comprometerse con nosotros y así sería más fácil sacarnos cuando quisieran. Es un problema de discriminación. ¿Por qué ha hecho contrato con todas las demás compañías menos con nosotros?».

La renta de la iglesia representa aproximadamente un 30% de los ingresos del teatro, lo cual es una cifra significativa considerando que se trata de un edificio en restauración que no cuenta con más dividendos que lo que genera el alquiler.

UNA IGLESIA EN CRECIMIENTO
La iglesia evangélica Vida Real de Somerville se ha convertido en una de las instituciones religiosas con más rápido crecimiento de Nueva Inglaterra. En ocho años ya cuenta con más de 1,000 miembros distribuidos en sus filiales de Somerville, Framingham, Lynn y hasta en Nueva York. De ellos, todos Â-con contadas excepciones–son latinos.

«Somos una iglesia grande, cada domingo asisten entre 500 y 700 personas y no tenemos otro sitio donde reunirnos», alega Morales. Además asegura haber hecho una inversión de $25,000 dólares en equipos diseñados para ser usados en ese auditorio específicamente

Morales se complace en afirmar que su iglesia ha rescatado a pandilleros de las mafias Mara o MS-13. Tal es el caso del salvadoreño Marvin Duarte, quien estuvo preso por dos años en Massachusetts por sus actividades delictivas y posesión ilegal de armas de fuego. «La iglesia fue mi salvación. Si no, estuviera en la calle perdido».

Después de la sesión, Costas aseguró estar dispuesto a negociar el alquiler espacio por

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *