NUEVA YORK (AP) – Ser hispano y del Partido Republicano no es ni malo ni extraño.

Eso aseguran Somos Republicans, un grupo de aproximadamente 6.000 miembros que comparten un pensamiento político conservador y consideran a Newt Gingrich como la persona adecuada para ser presidente de Estados Unidos.

En su mayoría estadounidenses de origen mexicano, cubano y puertorriqueño, los miembros de Somos Republicans han enfrentado a veces rechazo y escepticismo al ser considerados por muchos latinos como traidores que no defienden los derechos de los inmigrantes.

La organización, sin embargo, asegura que defiende los mismos valores que muchos latinoamericanos que cruzan la frontera en busca de una vida mejor. Dice que lucha por la aprobación del Dream Act y de una reforma migratoria integral que abra un camino para legalizar a 11 millones de indocumentados.

A pesar de organizar campañas a favor de Gingrich, el grupo concentra sus esfuerzos en este año electoral en lograr que los hispanos salgan a votar, incluso si lo hacen por el presidente democrata Barack Obama.

«Uno de nuestros principales objetivos es que la comunidad hispana, la gente joven y la mayor, se involucre en el proceso. No forzamos a nadie a registrarse como republicano», explicó el vicepresidente del grupo Steven Rodríguez, de origen mexicano, español e indio.

«Lo que queremos es que se interesen en el sistema político. Nosotros creemos en los mismos principios y valores en que la comunidad hispana en general cree».

A pesar de que el apoyo de los hispanos a Obama se ha reducido debido a las deportaciones, la mayoría de latinos en Estados Unidos apoya al Partido Demócrata.

Según un sondeo realizado por el Centro Hispano Pew de investigaciones y difundido en diciembre, un 67% de votantes hispanos registrados aseguran que se identifican con el Partido Demócrata mientras que tan sólo un 20% con el Partido Republicano. Los hispanos representan aproximadamente un 11% de los votantes republicanos registrados.

Somos Republicans – que cuenta con un portal de internet y una página en Facebook – ha rechazado al precandidato republicano Mitt Romney debido a su oposición a propuestas para facilitar un camino a la legalización de inmigrantes sin papeles y su rechazo al Dream Act.

Esta semana Romney, cuyo padre nació en México, dijo si llegara a ocupar la Oficina Oval no buscaría deportaciones masivas, sino más bien que los inmigrantes sin papeles abandonasen el país de forma voluntaria, en una medida que denominó «autodeportaciones».

«Eso no es realista», opinó Cynthia Arevalo, una abogada de origen ecuatoriano que actúa como la representante de Somos Republicans en Florida. «Tampoco ayudaría para nada a nuestra economía».

Gingrich, en cambio, está a favor de considerar el Dream Act, dijo la republicana. El Dream Act es una propuesta que permitiría un camino a la naturalización de los hijos de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin papeles si éstos terminan sus estudios universitarios o sirven en las fuerzas armadas.

En su portal de internet, Gingrich asegura que no está a favor de una reforma migratoria integral pero favorece establecer un sistema que ofrezca la legalidad – no la ciudadanía – a inmigrantes con lazos de unión al país y «repatriar de forma digna aquellos que no tienen lazos a la comunidad o familiares».

«Creo que las posiciones de Gingrich son mucho más viables y más favorables a los hispanos», dijo Arevalo, quien nació en Nueva York.

La hispana se ha dedicado los últimos días a organizar ruedas de prensa a favor de Gingrich y conferencias para informar a los hispanos de quienes son los candidatos republicanos.

Somos Republicans cuenta con unos 200 miembros en Florida que se han mobilizado para hablar con los miembros de la comunidad hispana, aunque sea para anirmarlos a votar en las primarias del estado el martes y las elecciones de noviembre.

Flor

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *