El gobierno de Alabama estudia emplear presos para compensar la escasez de mano de obra agrícola atribuida a la nueva ley estatal contra los inmigrantes no autorizados, debido a que se acerca la temporada de siembra y algunos agricultores temen que la mayoría de los trabajadores con los que suelen contar ya hayan abandonado Alabama debido a la ley.

Solo los viveros y el sector de la jardinería necesitarán hasta 4,000 trabajadores a principios del 2012.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *