LOS ANGELES (AP) – El viernes parecerá que la luna mordisquea al sol, un espectáculo que será visible desde únicamente un pequeño fragmento del planeta.

Será el cuarto y último eclipse parcial de sol del año. Si lo permite el clima, la gente en Nueva Zelanda, Tasmania y partes de Sudáfrica podrán ver el fenómeno celeste.
En su clímax, 90% del sol estará bloqueado sobre la Antártida.

Si usted no está dentro del rango de observación, no se preocupe: en mayo próximo, un eclipse solar anular promete maravillar a una audiencia más grande, ya que podrá ser visto desde el oeste de Estados Unidos hasta el este de Asia.

Científicos instan a la gente a utilizar lentes protectores cuando observen un eclipse solar.
___

Página de la NASA sobre el eclipse: http://www.eclipse.gsfc.nasa.gov/eclipse.html

Copyright 2011 The Associated Press

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *