ZANESVILLE, Ohio, EE.UU. (AP) – Los activistas de los derechos de los animales reconocieron que la policía no tuvo otra alternativa a matar a tiros a decenas de animales exóticos una vez que comenzaron a caminar libres tras haberlos soltado su dueño antes se suicidarse.

La policía abatió a tiros a 48 animales – entre ellos 18 tigres de Bengala y 17 leones – después que Terry Thompson, propietario de la Granja Animal del condado de Muskingum, cerca de Zanesville, abriera sus jaulas el martes y se suicidara luego.

«!Que tragedia!», dijo el veterinario Barb Wolfe, de la entidad The Wilds patrocinada por el Zoológico de Columbus. «Sabíamos que … había tantos animales peligrosos en este lugar que a la postre algo malo podría ocurrir, aunque no creo que nadie hubiese imaginado algo así».

A medida que fue amainando la búsqueda el miércoles, una foto que mostró los restos de tigres, osos y leones en un campo provocó enconadas reacciones entre los que la vieron en las redes sociales.

Algunos residentes locales se apenaron con la muerte de los animales. En el centro social Moose Lodge, Bill Weiser confesó que «me destrozó el corazón, abatir a todos esos animales».

Las autoridades dijeron que los animales abatidos serán enterrados en la granja de Thompson.

Will Travers, director de la organización californiana Born Free USA, dijo que la policía no tuvo otra alternativa que matar a los animales.

«Es una tragedia para estos animales particulares, que sin tener culpa alguna han sido abatidos, y comprendo lo difícil que fue para la policía esta decisión», agregó.

Entre los animales abatidos figuraron además seis osos negros, dos grizzlis, un babuino, un lobo y tres pumas.

Seis animales – tres leopardos, un oso grizzli y dos monos – fueron capturados y llevados al Zoológico de Columbus.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *