COMPARTE

Por Valerie Vande Panne

«Me llamó ‘hijo de adicta'». «Me dijo, ‘negro hijo de**'». «Me amenazó con spray de pimienta».

Estas son solo algunas de las frases y actitudes que cientos de jóvenes dicen recibir regularmente de oficiales de policía del MBTA (Massachusetts Bay Transportation Authority).

Los jóvenes, cansados del abuso verbal y a veces físico, acudieron a la asociación Hyde Square Task Force, de Jamaica Plain, a pedir ayuda. Se organizaron y condujeron encuestas sobre la situación, entrevistando con más de 700 muchachos y jovencitas del sistema escolar público de Boston. Los resultados los entregaron directamente a la policía del MBTA y los hicieron públicos en una conferencia de prensa realizada la semana pasada.

«Tenemos una buena reputación», dijo el subteniente detective Mark Gillespie ante una audiencia de aproximadamente 30 personas que se congregó afuera de la estación Jackson Square del T en la línea naranja. «Nos enorgullecen nuestras interacciones» con los jóvenes.

Pero la gran mayoría de los muchachos encuestados no están de acuerdo con ese sentir. De acuerdo al reporte de HSTF, el 76% de los encuestados considera que la «policía del MBTA necesita entrenamiento para poder comunicarse de una manera positiva con la juventud». El 70% no creen que la policía del MBTA actúa respetuosamente hacia ellos, y la mayoría dijo que «no se sienten seguros con la policía en el T».

La misión de la fuerza policial del MBTA establece que «el principal objetivo es asegurar un ambiente seguro en el sistema de tránsito, reducir miedos, y promover la confianza en el sistema de transporte público a través prácticas policiales comunitarias».

La encuesta señala que el 35% de los jóvenes ha presenciado a un oficial del MBTA insultando con palabras raciales, y casi el 50% reportó haber visto a un oficial empujando o amenazando a alguien.

Claudio Martínez, director ejecutivo de HSTF, dijo a los medios que «simpatiza con el arduo trabajo que los oficiales llevan a cabo». Pero, que se necesita «minimizar el conflicto y la tensión que infundimos en estos jóvenes. Tenemos la responsabilidad de responder, aún con los jóvenes más problemáticos, con respeto… Debemos encontrar una solución».

Los jóvenes de HSTF quieren ser parte de esa solución, y han propuesto un plan en tres partes para ayudar a la policía del MBTA a mejorar sus relaciones con ellos.

* Crear un Consejo Consultivo Juvenil de la Policía del Transporte, que se reuniría con oficiales del MBTA mensualmente para intercambiar observaciones y trabajar conjuntamente para crear un ambiente más agradable entre ambas partes.

* Talleres educativos obligatorios y regulares para todos los oficiales de tránsito.

* Reinstalar el Consejo Consultivo Comunitario de la Policía del Transporte y que éste tenga un mínimo de dos miembros jóvenes.

El Jefe de la Policía del MBRA, Paul MacMillan, estuvo presente en la conferencia pde prensa para responder a las ideas del grupo.

«[La policía del MBTA] no está lista para comprometerse a estas demandas», dijo.

«Necesitamos tener una comunicación abierta», agregó MacMillan, al tiempo que llamaba al subteniente detective Gillespie para que hablara sobre los cambios que se han efectuado en la organización.

«Hemos desarrollado nuevas estrategias, y los arrestos han bajado considerablemente», dijo Gillespie.

«La prueba está en la tasa de arrestos».

El representante estatal, Jeffrey Sánchez, respondió a las palabras de Gillespie: &

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *