Por Adriana Recchia

Con la promesa de que votará como demócrata, pero será antes que nada fiel a su conciencia y a sus constituyentes, el ex concejal Marcos Devers oficializó su candidatura a la Representación Estatal del Distrito 16, dejada vacante por el Alcalde de Lawrence, William Lantigua.

Devers oficializó el anuncio el pasado miércoles 24 de marzo en el restaurante Bali, que se colmó de los aliados políticos, simpatizantes, familiares y amigos del candidato quien tiene una extensa trayectoria en la vida política de esta ciudad.

Entre los asistentes se en contraban el mismo Lantigua, quien endosó la candidatura de Devers; Patrick Blanchette, actual Director interino de Desarrollo; los concejales Modesto Maldonado, Danny Rivera, Sandy Almonte y Oneida Aquino. También se encontraban la líder comunitaria Isabel Meléndez y el comerciante Brian De Peña, quien fue el maestro de ceremonias del acto.

En la reunión Devers dijo que el joven Kendry Vásquez, jefe de su campaña, y el subjefe de la Policía, Melix Bonilla en su calidad de asesor político, son los responsables de la estrategia electoral que lleva su equipo para ganar el curul en la Casa del Estado. Bonilla fue el jefe de campaña de William Lantigua en las elecciones para la Alcaldía del año pasado.

Al dirigirse al público, el candidato se comprometió a trabajar en la Legislatura para conseguir más trabajos para la ciudad de Lawrence, que actualmente tiene una tasa de desempleo que sobrepasa el 20%.

También aseguró que pondrá especial énfasis en mejorar las asignaciones que vienen a la ciudad para el rubro de la educación.

«Con los fondos que se destinan actualmente a nuestras escuelas es imposible mejorar la calidad educativa de Lawrence», comentó.

SOBRE CASO LABOY

Al abordar el caso del suspendido superintendente escolar Wilfredo Laboy, Devers fue de la opinión que el Comité Escolar debería posponer la vista pública que ha anunciado para darle a Laboy la oportunidad de defenderse antes de proceder a su despido.

«El Comité le dará más información al abogado de la defensa», argumentó, tras afirmar que «no se debe tomar una decisión a la ligera y hay que dejarle a la justicia tomar las riendas de este asunto».

En este punto, Devers dijo que nadie es culpable hasta que se prueba lo contrario y, por eso hay que darle al acusado la oportunidad que tenga un el proceso legal correcto.

«Tengo que admitir, sin embargo, que dada las informaciones que tenemos, una persona con el historial que tiene actualmente Laboy no podría ser ya Superintendente de nuestras escuelas», reconoció.

Respecto a la conducta que seguirá como legislador, Devers aseguró que a aunque es un demócrata cabal, como lo demuestran sus 20 años en ese partido político, en algunos casos votará con criterio propio.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.