Cuatro de los cinco candidatos que perdieron las elecciones preliminares para la alcaldía de Lawrence endosaron el pasado miércoles la candidatura del representante William Lantigua en un gesto unitario inédito en las contiendas electorales de la ciudad, además de marcar el histórico momento que está viviendo la comunidad latina de esta región.

Los cuatro ex candidatos que dieron el significativo paso incluyen al ingeniero Marcos Devers, un antiguo rival de Lantigua en varias carreras electorales del pasado; al presidente del Concejo Municipal, Patrick Blanchette; Israel Reyes; y la concejal Nilka Álvarez. La veterana activista comunitaria Isabel Meléndez se unió a ellos para darle también su respaldo político a Lantigua.

El endoso se llevó a cabo en el club nocturno Malaya. Previamente, los políticos se congregaron en el restaurante Marabú para junto a Lantigua encabezar una comitiva que recorrió la calle Essex hasta llegar al club Malaya, en donde los esperaban más de 100 personas interesadas en observar el importante acto. A pocos metros del club, esperando el cortejo se encontraba el Alcalde de Haverhill, James Fiorentini, quien se fundió en un abrazo con Lantigua.

En las elecciones preliminares del pasado 22 de septiembre, Lantigua quedó finalista con 116 votos más que el candidato anglosajón David Abdoo. Después de Isabel Meléndez en 2001 y Marcos Devers en 2005, Lantigua es el tercer candidato latino que logra llegar a unas elecciones finales para disputar la Alcaldía de Lawrence.

De los cinco candidatos que estuvieron compitiendo con Lantigua en las elecciones de septiembre, la empresaria Julia Silverio y el profesor Pedro Payano no se sumaron al endoso. Según se comenta en los círculos políticos de la ciudad, la campaña de Lantigua continúa manteniendo conversaciones para que ellos también apoyen al candidato.

UNIDAD POR PRIMERA VEZ
De los cuatro endosos que recibió Lantigua esa noche, tal vez el más significativo fue el de Marcos Devers, quien se enfrentó al representante estatal en varias en varias ocasiones, fracasando en su intento por ganarle el puesto en la Casa del Estado. Lantigua fue precisamente la pieza clave que le permitió a Michael Sullivan ganar la alcaldía en 2005, cuando el actual alcalde saliente se enfrentaba a Devers.

Dejando atrás ese doloso pasado, Devers le dio su respaldo a Lantigua con sencillez y humildad.

«Estamos viviendo un momento histórico, donde los sentimientos egoístas y las mezquindades se deben dejar a un lado. Debemos darnos la oportunidad de servir a esta ciudad, una ciudad que tiene muchos valores y riquezas que han sido ignorados por la intolerancia», dijo.

Por su parte, el presidente del Concejo Patrick Blanchette inició su intervención con un corto mensaje en pañol que fue profusamente celebrado por la concurrencia. Como la mayoría de los políticos que hicieron uso de la palabra, Blanchette destacó que Lawrence necesita un cambio. Haciendo referencia a las diferencias que hay entre Abdoo y Lantigua, él dijo que el candidato anglosajón sólo representa un distrito de la ciudad -el de Mount Vernon- mientras que el latino consiguió la mayoría de votos en el norte de Lawrence, pero salió segundo en el sur de la ciudad.

«William Lantigua conoce cada rincón de esta ciudad», comentó, agregando que por esa razón él tiene mejores condiciones para ser próximo alcalde de Lawrence.

De igual modo, la líder Isabel Meléndez mostró su adhesión incondicional a quien llamó «su hijo». Ella recordó emocionada cuando compitió en las elecciones de 2001, sin suerte. «Si hubiéramos tenido en aquella oportunidad la unidad que hoy tenemos, yo hubiera llegado a la Alcaldía de Lawrence», dijo.

Al mo

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.