Por primera vez en la historia de la humanidad la mayoría de la población mundial vive en ciudades y los científicos han empezado a investigar los efectos de la vida en las metrópolis en el cerebro. Por ahora, los resultados sugieren que las ciudades entorpecen nuestro pensamiento.

Lee la noticia aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.