Virginia Gómez

Massachusetts acaba de dar un paso más en su compromiso con los inmigrantes y refugiados gracias a la denominada New Americans Initiative, un proyecto que persigue una mayor implicación de las crecientes comunidades extranjeras para conocer y atender sus necesidades y poder así desplegar políticas de integración.

Para ello, la iniciativa impulsará la enseñanza del inglés, la educación superior y la formación profesional para insertar a los inmigrantes en el mercado laboral, así como mejorará el acceso a los puestos de trabajo en la administración estatal. Asimismo, apostará por maximizar el potencial de los niños y mejorará el acceso a los servicios y a las oportunidades que brinda la Commonwealth.

New Americans Initiative es el resultado de la orden ejecutiva firmada el pasado 9 de julio por el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, y será coordinada por la Oficina de Refugiados e Inmigrantes de Massachusetts (MORI, por sus siglas en inglés).

El director ejecutivo de esta oficina, Richard Chacón, explicó que el nuevo plan ayudará a clarificar las necesidades específicas de cada comunidad y enumeró las carencias principales que se han detectado dentro de la población latina.

«A ellos les falta el inglés, la educación secundaria y universitaria y una formación laboral», aseguró. Para Chacón, ésta es una gran oportunidad para crear un plan estatal de integración de los extranjeros en la economía y la sociedad y para cambiar así el «tono negativo» que se utiliza para referirse a la inmigración.

Los inmigrantes suponen el 14% de la población del estado y el 17% de la mano de obra. En las últimas tres décadas, su llegada ha ayudado a paliar el declive demográfico, además de a revitalizar el comercio en algunos barrios en decadencia de Massachusetts.

A pesar de que el 70% carece de estudios superiores o no habla inglés de manera fluida, los inmigrantes juegan ya un papel clave no sólo como consumidores, sino también como empresarios o como trabajadores.

Así lo recordó Deval Patrick el pasado jueves en Faneuil Hall, durante una ceremonia de naturalización de 165 nuevos americanos, la primera tras la firma de la orden ejecutiva.

«Fijémonos en una noche en Fenway, con 35,000 personas viendo en el equipo a Big Papi; un tercio de la orquesta del SimphonyHall nació fuera; además, más de la mitad de la comunidad científica es extranjera; y, por la mañana, cuando vayas a tomar un café a Dunkin’ Donuts, debes saber que el 85% de los trabajadores son de otros países», manifestó el gobernador, quien aseguró que los inmigrantes hacen más fuerte al estado e invitó a los nuevos americanos «a soñar y a trabajar duro».

PLAZOS PARA EL PLAN

La Oficina de Refugiados e Inmigrantes de Massachusetts comenzará este otoño a mantener reuniones con las comunidades en diferentes puntos del estado. En julio del año que viene, está previsto que entregue sus recomendaciones al gobernador, que deberá revisarlas y aprobar aquellas que considere convenientes. A partir de ahí, MORI deberá trabajar mano a mano con otras oficinas y agencias del estado para poner en marcha las recomendaciones y tener listo e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.