Había llegado a la ceremonia de los Oscar como la gran favorita y no decepcionó a los millones de fanáticos alrededor del mundo que la daban como la ganadora del Oscar a la Mejor Película. El filme del británico Danny Boyle ganó ocho de las diez categorías a las que estuvo nominada, incluyendo Mejor Director y Mejor Banda Sonora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.