Por Antero Amparo

«No necesitamos las piscinas ‘Taj Mahal’, queremos nueve piscinas cómodas y de un tamaño adecuado para servir a nuestros niños y familias», expresaron en Worcester miembros de la Coalición Save Our Poolz durante una conferencia de prensa llevada a cabo el pasado lunes en el Worcester Youth Center y a la cual asistieron la alcaldesa Konstantina B. Lukes, varios oficiales electos y más de una veintena de líderes y residentes de la ciudad.

La coalición rechazó tajantemente la rehabilitación y reconstrucción de las tres piscinas con capacidad para más de 500 personas impulsadas por el City Manager, Michael V. O’Brien, alegando que los $7.5 millones que se utilizarían para ese propósito serían mejor utilizados en la reparación de las nueve piscinas ya existentes en los diferentes barrios de la ciudad.

El 3 de junio el Comisionado de Parques, Robert Moylan, reveló el plan de rehabilitar sólo tres piscinas, consideradas de lujo, haciendo caso omiso a los reclamos de miembros de la comunidad que habían expresado su descontento durante innumerables visitas públicas celebradas en el Concejo Municipal de la ciudad.

«Debido a esto, Save Our Poolz rechaza la propuesta del City Manager en el sentido de construir tres piscinas extremadamente grandes con capacidad para más de 500 personas en lugar de rehabilitar las nueve ya existentes», observó Kevin Ksen, miembro de la coalición.

«Sería conveniente tener nueve piscinas en la ciudad de Worcester -reitero Ksen- en lugar de tres grandes y de lujo como propone el City Manager. Podríamos trabajar juntos con la ciudad y tener nueve piscinas cómodas, pequeñas y de un tamaño adecuado para nuestros niños, que es lo que quieren los residentes de nuestra comunidad», concluyó.

Por su parte, la alcaldesa Konstantina B. Lukes, declaró a El Planeta: «Como todos saben, tenemos un déficit presupuestario de $8 millones, aunque pensábamos que sería peor, y este año los impuestos han subido en todas las cosas.

El próximo año subirán otros, a excepción de los de bienes y raíces, porque ahora mismo no estoy interesada en un aumento de impuestos sobre la vivienda, ya que la gente no podría quedarse en sus casas», observó.

«Entonces, si miramos el tema de las piscinas, estamos hablando de algo que podría ser no considerado como una necesidad si lo comparamos con los despidos de oficiales de policía. Así es que no estoy segura de adónde vamos a ir con todo esto, si la administración se pega con el plan de los $7.5 millones, entonces creería que el grupo en favor de las piscinas apoyan algo irrazonable», afirmó.

Respondiendo a la posibilidad de que la ciudad apoye económicamente a la coalición, la alcaldesa dijo: «No quiero decir que no hay ninguna posibilidad.

El grupo pro-piscinas sugirió que la ciudad se comprometa con los $7.5 millones, y eso suena razonable si ese compromiso queda ahí. Todo depende de cuando se utilicen los $7.5 millones, que podrían ser reasignados para buscar nuevas piscinas a una escala menor. De verdad creo que este grupo ha hecho muchas buenas tareas y estoy impresionada», abundó.

La política especificó que, de seguir las cosas como están, se estaría hablando de cinco o seis piscinas, nunca de nueve. Pero que el tema de los $7.5 millones seguirá sobre la mesa para rehacer el compromiso que la administración ya hizo, aunque los números podrían ser diferentes cuando se averigà 1/4en los costos de construcción.

«Konnie», como se le conoce a la alcaldesa, no quiso comprometerse con nadie sobre los temas concernientes a mantener las piscinas abiertas o los oficiales de policía en sus puestos.

«No puedo

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *