Seguro pronto un amigo te llamará a la pantalla de una computadora diciéndote «ven a ver a Obama en la portada de The New Yorker». Y es que la portada de la famosa publicación, tiene una caricatura de Barack Obama vestido como musulmán y su esposa como terrorista. Pero hay más en el dibujo: la pareja está en la Casa Blanca y detrás hay un cuadro de Osama Bin Laden y una bandera americana incendiándose.

Lee la noticia aquí

También aquí

Y aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.