Un hombre de unos 20 años llegó a Galaxy Cleaners disfrazado como ninja, con espada y todo. El inusual antisocial utilizó la espada para intimidar a la cajera de la lavandería para que abra la caja registradora y le dé el dinero. Cuando la mujer le djo que no era posible abrir la caja, éste salió corriendo del lugar.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.