Por Ilan Stavans

Lo que estoy a punto de sugerir es una idea descabellada, pero son las ideas descabelladas las que al final de cuenta valen la pena. De hecho, es también una idea bastante simple: propongo que «La cajita feliz» que McDonald’s le regala los niños desde 1979 incluya a nivel nacional, como prueba por un par de meses, no juguetes de plástico vinculados a la película de Hollywood en boga sino un libro.

Dependiendo de la edad del consumidor, el libro que se regale puede ser ilustrado y con pocas palabras, como el de la oruga hambrienta de Eric Carle o el del gato con sombrero de Dr. Seuss o, para los adolescentes, algo más sofisticado, como «Las Aventuras de Huckleberry Finn». En algunas zonas donde la población es bilingà 1/4e los libros pueden venir en inglés o en la lengua inmigrante.

El impacto de esta campaña sería enorme. El pasatiempo de la lectura está en declive en el país. El adulto promedio en el país apenas lee un libro al año. Desafortunadamente, la lectura entre los niños está todavía en peor estado.

En esa población, el problema no es que los niños no lean sino que los adultos no les leen a sus hijos.

Según estudios, las expectativas académicas empiezan temprano. La madre que se sienta por la noche a leerle un libro, o a contarle un cuento, a los pequeños siembra un futuro alentador, no solo a nivel intelectual sino económico.

¿Es alérgico McDonald’s a la lectura? Estoy seguro que docenas de compañías editoriales estarían dispuestas a establecer un convenio en el cual el precio que deba pagar la corporación de hamburguesas por cada libro sería mínimo. Varias personas famosas se sumarían con gusto a la promoción.

¿Acaso hay una incompatibilidad intrínseca entre la comida rápida y la lectura? Yo creo — de hecho, soy prueba de ello — que se puede comer mal y leer bien. Y también comer bien y leer mal. Allí pues va mi idea descabellada, lista para ser destruida. ¿Quién empieza el ataque?

Ilan Stavans es ensayista y profesor; entre sus libros se encuentra «La Condición Hispánica». Imparte la cátedra Lewis-Sebring en Amherst College. Su e-mail es ilan@elplaneta.com.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.