Tomado de Descifrado.com:

Como el cuento de «alli viene el lobo», Wall Street se levantaba todos los días esperando la nacionalización de los gigantes hipotecarios Freddie Mac y Fannie Mae. Finalmente el lobo llegó. Ayer domingo a las 11 de la mañana el Secretario del Tesoro Henry Paulson se dirigió a su nación en rueda de prensa anunciando que el Gobierno de los Estados Unidos decidió la intervención legal de Freddie y Fannie. La Agencia Federal de Financiación de Vivienda (FHFA, por sus siglas en inglés) será ahora la encargada de gestionar las entidades con carácter provisional. La reestructuración incluirá la sustitución de sus dos máximos responsables, Daniel Mudd, de Fannie Mae, y Richard Syron, de Freddie Mac. En su lugar estarán dos veteranos del mundo de las finanzas: Herb Allison, ex presidente de Merrill Lynch, quien encabezará Fannie Mae, y David Moffett, quien fue vice presidente y presidente financiero de U.S. Bancorp hasta comienzos de 2007, presidirá Freddie Mac. Paulson ha informado que Mudd y Syron, sobre quienes han caído la mayoría de las críticas por el fracaso de las compañías, ayudarán en la transición. La intervención anunciada es la mayor de la historia en el sector bancario mundial. Fannie Mae y Freddie Mac respaldan casi la mitad de los créditos hipotecarios concedidos a las familias estadounidenses y el Gobierno no quiere arriesgarse a dejarlas caer por el peligro que supondría para la estabilidad económica y el sistema financiero de los Estados Unidos.

En la rueda de prensa del Secretario del Tesoro Henry Paulson este domingo a las 11 de la mañana, se pudo detallar que el veterano político nunca utilizó la palabra «nacionalización» en su anuncio y explicación de la medida que tomó la administración Bush con respecto a los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac. «El gobierno toma el control» fue la preferida por Paulson. Analistas en Washington explicaban que esto fue pedido por el propio Presidente Bush para no perjudicar mas la campaña del candidato republicano John McCain. «La palabra nacionalización en el discurso de Paulson, el secretario del tesoro de un gobierno republicano como el de Bush hubiese sido una contradicción» declaraba un reconocido analista político en un programa nocturno del domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.