El Servicio de Impuestos Internos (IRS) anunció que los contribuyentes que califiquen para el crédito para compradores de primeras viviendas y que compren una vivienda antes de este 1 de diciembre, tienen disponible una opción especial para reclamar el crédito ya sea en sus declaraciones de impuestos del 2008 que se presentan para este 15 de abril o en sus declaraciones de impuestos del 2009 el año entrante.

«Ayudando a quienes están comprando un primer hogar en estos tiempos difíciles, este crédito tributario puede poner hasta $8000 en sus bolsillos ahora mismo, sin esperar un año para reclamarlo en la próxima declaración de impuestos», dijo portavoz del IRS Sara Eguren. «Además, a diferencia del crédito para primeros compradores que hasta hace poco trabajaba como un préstamo sin intereses, ahora los contribuyentes calificadon no tendrán que devolver este dinero al IRS», añadió.

El IRS ha colocado una versión revisada del Formulario 5405, Crédito para Primeros Compradores de Viviendas (First-Time Homebuyer Credit en inglés) en IRS.gov. El formulario incorpora provisiones del Acta de Recuperación y Reinversión Americana del 2009. Las instrucciones brindan información acerca de quién puede reclamar el crédito, límites de ingresos, y el pago en devolución del crédito.

Este año, los contribuyentes calificados que compran una vivienda antes del 1 de diciembre, pueden reclamar el crédito ya sea en su declaración de impuestos del 2008 o la del 2009. Pueden reclamar el 10 por ciento del precio de compra hasta $8000, o $4000 para personas casadas que presentan una declaración por separado y no tienen que pagar en devolución el crédito, siempre y cuando la vivienda continúe siendo su hogar principal durante 36 meses después de la fecha de compra.

La cantidad del crédito empieza a disminuir para contribuyentes con un ingreso bruto ajustado de $75,000, $150,000 para declaraciones conjuntas.

Para el crédito, usted es considerado un comprador por primera vez si usted, y su cónyuge de estar casado, no fueron propietarios de ningún otro hogar principal por tres años antes de la fecha de compra.

El IRS también anunció que la ley no afecta a quienes compraron una vivienda después del 8 de abril del 2008, y a más tardar el 31 de diciembre del 2008. Para estos contribuyentes que están reclamando el crédito en sus declaraciones de impuestos del 2008, el crédito máximo continúa siendo el 10 por ciento del precio de compra, hasta $7500, o $3750 para personas casadas que presentan una declaración por separado. Además, el crédito para estas compras del 2008 debe ser pagado en devolución en 15 cuotas iguales durante un plazo de 15 años, empezando con el año tributario 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.