Un vuelo de American Airlines desde Boston a Los Ángeles, se vio conmocionado cuando el pasajero Justin L. Sones, de 22 años, se desnudó y trató de abrir una de las salidas de emergencia a miles de pies de altura. Afortunadamente, como lo reporta el Boston Herald, varios ejecutivos del equipo New England Revolution lograron controlar al pasajero y poner el avión a salvo. Las estrellas fueron Craig Tornberg, el manager de los REV; y Gwynne Williams, Vice President for Player Personnel. Los ayudó un pasajero, Mike Burns.

Lee la noticia aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.