Un vuelo de American Airlines desde Boston a Los Ángeles, se vio conmocionado cuando el pasajero Justin L. Sones, de 22 años, se desnudó y trató de abrir una de las salidas de emergencia a miles de pies de altura. Afortunadamente, como lo reporta el Boston Herald, varios ejecutivos del equipo New England Revolution lograron controlar al pasajero y poner el avión a salvo. Las estrellas fueron Craig Tornberg, el manager de los REV; y Gwynne Williams, Vice President for Player Personnel. Los ayudó un pasajero, Mike Burns.

Lee la noticia aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *