Un reportaje del Boston Globe sacó a la luz pública los resultados de una auditoría realizada a la Massachusetts Registry of Motor Vehicles. La institución permitió que conductores que tenían varias citaciones por manejar en estado de ebriedad; otros que rompieron los límites de velocidad en repetidas ocasiones; y hasta algunos que atropeyaron gente; sigan al volante a pesar de que los jueces habían dictaminado que se les quitara la licencia de conducir.

Lee la noticia aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *