Ana Guevara

El pasado sábado 19 de julio se llevó a cabo la primera clínica legal migratoria organizada por la Alcaldía de Boston y el Consulado General de El Salvador.

A la clínica, ofrecida en las instancias del consulado en East Boston, asistieron alrededor de unas 50 personas que acudieron a aclarar sus dudas y a recibir ayuda legal gratuita en materia de inmigración.

En punto de las 10:00am comenzó el evento con una charla ofrecida por la abogada Amy Wax, quien prestó sus servicios de manera voluntaria. Wax, en español, resumió uno a uno los métodos posibles para poder adquirir la residencia estadounidense, haciendo énfasis en el método del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y la Ley de Ajuste Nicaragense y de Alivio Centroamericano (NACARA, por sus siglas en inglés). Al finalizar la charla, los asistentes que lo solicitaron, pasaron a consultas personalizadas.

Ingrid Rivas, una de las asistentes, comentó: «Ã‰sta ha sido una excelente iniciativa ya que realmente busca ayudar a las personas, el hecho de que sea una consulta completamente gratuita hace que valga la pena aún más, ya que no se tiene que hacer una inversión para saber si eres o no calificable para entrar en el proceso de adquisición de la residencia».

Varios de los convocados, al igual que Rivas, afirman que los abogados actualmente cobran entre $50 y $60 por cita, así sea para responder sólo una duda, y que por ello valoran y agradecen el esfuerzo que han hecho ambas instituciones por llevar a cabo esta actividad.

James Reginald Colimon, representante de la oficina de New Bostonians, agregó que la alcaldía, encabezada por el alcalde Tomás Menino, está realmente interesada en trabajar con los consulados interesados para facilitar la ayuda necesaria. Por ello, no sólo estarán ofreciendo consultoría legal gratuita cada tercer miércoles del mes en sus oficinas sino que buscarán colaborar con los consulados para poner estos servicios a la orden y así acercarlos a las distintas comunidades.

Esta iniciativa se une al programa de servicios de salud que está ofreciendo el consulado de El Salvador a los aproximadamente 100,000 salvadoreños que residen en Boston, afirmó por su parte Roxana Patricia Abrego, cónsul del país centroamericano, quien manifestó estar muy satisfecha con los resultados de la clínica. El gran número de asistentes demostró, según Abrego, que hay interés en la comunidad y que vale la pena desarrollar este tipo de acciones.

Abrego también añadió que esta es una forma de masificar la ayuda para aclarar dudas e impartir información sobre el tema y que, aunque apenas es la primera clínica que se lleva a cabo y que todavía no hay planes concretos, le gustaría que se repitiera una vez al mes.

Para más información sobre la clínica, puede llamar al Consulado de El Salvador al (617) 567-8484, o a la alcaldía, a la oficina de New Bostonians al (617) 635-1962.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.