Lee Redmond de Utah, tenía el record del Libro de Récords de Guinness por sus largas uñas de 30 pulgadas. La mujer perdió su récord cuando el destino recortó sus uñas en un accidente automovilístico que no dejó heridas pero sí unas cuantas «uñas rotas».

Aprende más sobre la Lee Redmon en Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.