Boston desnuda la decepción de los Yanquis y su temporada para el olvido

por | Oct 6, 2021

La temprana salida de Gerrit Cole en Fenway precipitó el final de estos Yanquis / Captura de MLB Network

El último batazo del venezolano Gleyber Torres en 2021 es también el símbolo final de una temporada para el olvido de los Yanquis de Nueva York.

La conexión de Torres contra una envenenada recta de dos costuras del relevista Garrett Withlock fue mucho más larga de lo que se esperaría ante un envío así. La pelota se salió brúscamente de la zona de strike, rompiendo hacia adentro, y el caraqueño no pudo darle con el swing que hubiera querido.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

La bola se elevó, se asomó al oscuro cielo de Boston y fue a dar al guante del jardinero derecho, Hunter Renfroe, desatando una fiesta en Fenway Park.

También desató un mar de tristeza en la cueva de los visitantes. Muchos repitieron el rito ya tradicional de observar con miradas desoladas los abrazos pletóricos del rival.


“Los muchachos están destrozados anímicamente”, soltó poco después el manager Aaron Boone, en rueda de prensa.

Tiene que ser así. No solo fue quedar eliminados en los playoffs de la MLB. Ya eso es una tristeza segura. Pero es que estos Yanquis estaban para más. Para mucho más.

Fue el equipo que invirtió más dinero en salarios en la Liga Americana, más de 203 millones de dólares, de acuerdo con las cuentas que lleva al día el sitio Spotrack. Únicamente los Dodgers, con algo más de 267 millones, superaron a los Bombarderos del Bronx.

Se entiende la reacción de medios, analistas y seguidores, al ver fracasar al as Gerrit Cole cuando más era necesario su aporte.


Pero no solo es dinero. La temible alineación de Boone fue improductiva. Un inesperado fracaso. En parte, por las lesiones (Luke Voit, DJ LeMahieu, Aaron Hicks, Clint Frazier, Tim Locastro terminaron fuera). Y en parte por el bajón abrupto en el aporte de toleteros clave.

El club que hasta 2020 dependía de sus maderos, a fin de compensar el hecho de no tener una rotación de primera, apenas anotó 4,39 carreras por juego en 2021. La media en las Grandes Ligas fue de 4,53. Ocupó la décima plaza entre los 15 elencos de la Liga Americana. Escuadras mediocres, como los Indios de Cleveland o los Mellizos de Minnesota, pisaron más veces el plato.

Torres, que comenzó su carrera igualando logros de Joe DiMaggio y Mickey Mantle, apenas sacó 9 jonrones, con un OPS .697 que dice muy poco. Su potencial se diluyó ante la distracción de tener que defender el shortstop, en lugar de la segunda base.

LeMahieu, el campeón bate defensor, cayó a .268 y prácticamente perdió 100 puntos de un año a otro.

El colombiano Gio Urshela empujó 49 carreras. Brett Gardner se hundió, hasta terminar con .222 de average. El dominicano Gary Sánchez (.203, con .423 de slugging) no pudo compensar con extrabases sus limitaciones defensivas y terminó en la banca, otra vez. Joey Gallo, Anthony Rizzo y el venezolano Rougned Odor aportaron poco.

El dato es abrumador: de los 16 jugadores de los Yanquis con al menos 100 viajes al plato, 12 tuvieron un OPS ajustado por debajo de la media de la Gran Carpa.

Los únicos cuatro que estuvieron mejor que el promedio de la MLB fueron Voit (9 por ciento superior), Rizzo (10 por ciento), Giancarlo Stanton (36 por ciento) y Aaron Judge (49 por ciento).

¿Cómo se explica ese brutal bajón colectivo?

“Tenemos que mejorar”, dijo Boone. Y es obvio.

El desplome de unos maderos que estaban obligados a mucho más dejó inerme a unos lanzadores que sí hicieron lo suficiente para ganar la división.

El staff completo dejó 3.74 de efectividad colectiva, la tercera mejor de la Americana y muy cerca de los Rays en el primer lugar. Y aunque la defensiva estuvo también debajo de lo esperando, el total de 4,13 anotaciones sucias y limpias por juego se pareció mucho al 4,02 de Tampa Bay.

Por primera vez en décadas la rotación de los neoyorquinos muestra cinco rostros solventes. Aunque cierto es que la lesiones de Corey Kluber y los altibajos de Domingo Germán redujeron los logros del quinteto. Aunque cierto también es que el cerrador Aroldis Chapman no fue el mismo de siempre. Y aunque mucha falta hizo el operado Zack Britton al momento de imponer el bullpen.

“Nos toca prepararnos durante el receso invernal y tratar de mejorar”, concluyó Boone.

Su cargo estará en juego. Aunque promedia 98 victorias en sus tres campañas completas, su porcentaje de triunfos desde 2020 apenas ronda .560, muy poco para quien aspira a ganarlo todo.

Fanáticos y medios de comunicación debatieron sobre la idea de su despido a mediados de justa. Y el tema estará de nuevo sobre la mesa.

Puede que no sea del todo justo, porque su tropa rindió muy por debajo de lo esperado. Sobre todo los bateadores. Pero el deporte de alta competencia funciona así. Como siempre repitió el venezolano Ozzie Guillén en sus tiempos como estratega: “Lo único que sabemos los managers es que algún día seremos despedidos”.

El gerente general Brian Cashman tiene una tarea difícil por delante. Con una nómina ya superior a los 203 millones de dólares, debe agregar las piezas que ayuden en la defensa y estremezcan el lineup. ¿El boricua Carlos Correa, quizás? ¿O el también campocorto Trevor Story?

Visto lo visto en 2021, hace falta mucho más que un par de firmas para lograr el giro copernicano.

El último elevado de Torres le puso la firma a una decepción personal y grupal. Ha sido un torneo cuesta arriba para el equipo más seguido –y también el más detestado– en el beisbol mundial.

Lo dejó completamente al desnudo la fiesta de los Medias Rojas en Fenway Park.


MÁS LEÍDAS

Revere removió los parquímetros del área de la playa

El lunes 18 de octubre iniciaron las labores de desinstalación de los parquímetros de Revere Beach tras aprobarse una ley en el congreso de Massachusetts que prohíbe al Departamento de Conservación y Recreación (DCR) cobrar parking en el área. Meses atrás, el 7 de...

Tasa de homicidios en MA aumentó en 2020, según reporte del FBI

Los homicidios aumentaron en Massachusetts, lo que refleja una tendencia nacional de violencia en el país, que registró cerca de un 30% más de asesinatos en 2020 con respecto al año anterior, informó el lunes la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). En...