Starbucks presentó una apelación ante la NLRB para detener elecciones sindicales. Foto: Archivo.
Starbucks presentó una apelación ante la NLRB para detener elecciones sindicales. Foto: Archivo.
COMPARTE

Los trabajadores de Starbucks en Newton y Somerville han participado en las elecciones sindicales esta semana. Sin embargo, según The Boston Globe, los resultados permanecerán pendientes hasta que la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas en inglés) concluya una investigación sobre las acusaciones presentadas por la cadena de café en un intento de evitar que las elecciones se lleven a cabo.

La disputa consiste en la inclusión de los gerentes de turno, de las dos localizaciones, en la representación sindical. En otros estados, Starbucks emplea supervisores de turno que no se consideran parte de la gerencia y han participado en campañas sindicales exitosas. Pero en estas tiendas en particular, Starbucks impugnó la inclusión de los gerentes de turno, y la NLRB falló a favor de la empresa en mayo, determinando que debían ser excluidos de las unidades de negociación debido a su capacidad para recomendar la contratación de nuevos empleados.

La clasificación laboral de los gerentes de turno es única y específica de Massachusetts, creada por Starbucks en respuesta a una sentencia de un tribunal federal en 2012 sobre el reparto de propinas. A diferencia de los baristas, los gerentes de turno tienen cierta autoridad sobre los trabajadores y son elegibles para planes de incentivos y bonificaciones.

Pocos días antes de las elecciones, que se llevaron a cabo el miércoles en Somerville y en Newton el jueves, Starbucks presentó una apelación ante la NLRB para detener las elecciones. La empresa argumentó que el apoyo inicial de los gerentes de turno al sindicato creaba una influencia indebida sobre los demás trabajadores, lo que invalidaría los resultados. 

Starbucks presentó pruebas, como cartas a favor del sindicato firmadas por los gerentes de turno y fotografías de los que asistieron, resaltando su importante participación en las actividades de organización sindical en ambos lugares. Según la empresa, esta participación viola la ley establecida por la NLRB, que reconoce que la implicación de un supervisor puede interferir con la libre elección de sus subordinados.

La NLRB rechazó la solicitud de Starbucks de descartar las elecciones, pero acordó retener las papeletas durante un máximo de 60 días para llevar a cabo una investigación exhaustiva. Starbucks ha impugnado previamente la inclusión de los gerentes de turno en otras tiendas de Massachusetts, y las decisiones de la NLRB han variado según el nivel de autoridad de los gerentes de turno en cada caso. Sin embargo, esta es la primera vez que la empresa ha planteado preocupaciones sobre una posible “influencia supervisora”.

Starbucks Workers United, una organización que ha logrado organizar a trabajadores en 15 tiendas en Massachusetts y más de 325 en todo el país, ha apelado el fallo de la NLRB que excluye a los gerentes de turno de la unidad de negociación. 

La organizadora de Workers United y ex empleada de Starbucks, Julie Langevin, le comentó a The Boston Globe que “esta es su última bocanada mientras saben que están perdiendo esta lucha. Solo están haciendo un último intento por cerrarnos”.

Se espera que la investigación de la NLRB y la revisión de las cartas  brinden una visión más clara del futuro de los esfuerzos de sindicalización entre los trabajadores de Starbucks en 259 Centre St. en Newton Corner y en 711-723 Somerville Ave.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *