Casi todos los estados de Estados Unidos están luchando contra altos niveles de enfermedades similares a la gripe Credit: Pexels
Casi todos los estados de Estados Unidos están luchando contra altos niveles de enfermedades similares a la gripe Credit: Pexels

Los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron este lunes que múltiples virus respiratorios amenazan con abrumar el sistema de atención médico mientras las personas viajan durante las vacaciones navideñas y se reúnen con amigos y familiares en espacios cerrados.

Las autoridades de Salud Pública advirtieron que en casi todos los estados de Estados Unidos están luchando contra altos niveles de enfermedades similares a la gripe.

Aseguraron que hay signos de una temporada de gripe temprana y grave que empeoró significativamente durante la semana de Acción de Gracias, en el inicio oficial de la Navidad.

El regreso de la influenza coincide con el comienzo de un tercer invierno pandémico, con un nuevo coronavirus que nunca se fue.

Rochelle Walenski, directora de los CDC, informó que los niveles de enfermedades similares a la gripe, que podrían ser causadas ​​por RSV o COVID-19, incrementaron durante la semana de Acción de Gracias en 47 jurisdicciones.

En esa semana los hospitales admitieron a alrededor de 20 mil pacientes con influenza, casi el doble que la semana anterior.

El aumento de virus respiratorios

Las autoridades también informaron dos nuevas muertes pediátricas por gripe, lo que elevó el número  de niños fallecidos por gripe en esta temporada a 14.

Desde octubre los CDC han registrado 78 mil hospitalizaciones y 4 mil 500 muertes por gripe. Mientras tanto, las hospitalizaciones por coronavirus también están aumentando y los casos de virus respiratorio sincitial, comúnmente conocido como RSV, siguen siendo altos.

“Los últimos años ciertamente no han sido fáciles, y ahora enfrentamos otra oleada de enfermedades, otro momento de capacidad sobrecargada y uno de tristeza trágica y, a menudo, prevenible”, señaló Walensky en la sesión informativa.

La funcionaria instó a los estadounidenses a que se vacunen contra la gripe y se actualicen los refuerzos de la vacuna contra el coronavirus, los cuales se adaptan a las subvariantes de ómicron.

Tasa de vacunación bajas

Las autoridades informaron que las tasas de vacunación contra la influenza han sido más bajas que en los años anteriores, incluso en grupos con alto riesgo de hospitalización, incluidos niños pequeños, personas embarazadas y adultos de 65 años o más.

“Todos tenemos fatiga de refuerzo, pero comprenda que podría enfermarse mucho este año y arruinar sus celebraciones navideñas si no se vacuna”, agregó Sandra Fryhofer, médico especialista en enfermedades infecciosas.

Los funcionarios también ofrecieron buenas noticias sobre el RSV, que aún no tiene una vacuna autorizada. Las oleadas de ese virus parecen haber alcanzado su punto máximo en el sur y el sureste y pueden estar estabilizándose en el Atlántico medio, Nueva Inglaterra y el medio oeste.

“Si bien esto es alentador, los virus respiratorios continúan propagándose a niveles elevados en todo el país, e incluso en áreas donde el RSV puede estar disminuyendo, nuestros sistemas hospitalarios continúan al límite con un gran número de pacientes con otras enfermedades respiratorias”, apuntó Walensky.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *