Los problemas de salud mental son constantes en los adolescentes. Foto: Cortesía Pexels
Los problemas de salud mental son constantes en los adolescentes. Foto: Cortesía Pexels

Los problemas de salud mental afectan a uno de cada siete jóvenes entre 10 y 19 años de edad, según expone la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre las principales causas de enfermedad y discapacidad de adolescentes están la depresión, la ansiedad y los trastornos de comportamiento.

Expertos consultados en el podcast Salud explicaron la forma en la que se manifiestan estos problemas en los niños y adolescentes.

La doctora María Ferreras, quien es consejera clínica con un postgrado en Trauma Psicológico de Harvard University, explicó que «la depresión no es más que ese sentimiento de tristeza que es inexplicable, que está en ti y que no importa lo que comas, lo que hagas, tú tienes».

Señaló que en el caso de los niños pasa igual, aunque no saben expresarlo porque «no están todavía formados para expresar esa tristeza». Y que aunque puede ser difícil imaginar que alguien joven pueda pasar por una situación de depresión o ansiedad, la especialista reitera que no hay una edad para estos problemas.

¿A qué rasgos se debe estar atento?

Aunque tengamos claro que cualquier persona puede pasar por problemas de salud mental en cualquier momento de su vida, un par de preguntas merodean la mente de padres y de alguien cercano a un niño o adolescente que lo padezca: ¿Cómo se manifiestan estos problemas? ¿Cómo podemos identificarlos?

Para responder a esos cuestionamientos, el psicoanalista y coordinador de una organización venezolana que trabaja con la UNICEF, Abel Saraiba, comentó que se le debe prestar especial atención a todo lo que implica cambios en «las funciones gruesas de la vida». Esto quiere decir «alteraciones en cuanto a la forma de alimentarse, alteraciones en cuanto a la forma de dormir, por ejemplo, tanto por exceso como por defecto. La aparición de lesiones físicas, autolesiones, es una señal de alarma muy importante de la que hay que estar atento», señaló.

Por su parte, la doctora Ferreras agregó que hay que poner atención al círculo social que rodea al niño o adolescente: «Necesitas llevar a tu hijo a donde los amigos saben con quién se junta, saber quién es ese amigo que visita, saber qué es lo que hace. Porque a veces el amigo, ese niño está metido en problemas de calle, porque la calle da más respuestas que la casa«.

Atender las amenazas de suicidio

Una de las principales causas de muerte en la población menor a los 19 años en el mundo es el suicidio. Saraiba explica que muchas veces los padres creen que las amenazas de quitarse la vida son una manipulación, sin embargo, sostiene que es importante no subestimar cuando aparecen pensamientos vinculados a la muerte o vinculados al suicidio, pues están alertando que algo malo está ocurriendo.

Aún si es solo una amenaza, nos está hablando de un deterioro grave de la salud mental.

¿Qué situaciones pueden afectar el bienestar psicológico y emocional de los niños y adolescentes?

El especialista Abel Sarabia señala que la violencia en la escuela «en especial en el caso del bullying, que es como una violencia continuada, no solo va a producir efectos emocionales inmediatos, sino que va a producir efectos físicos a largo plazo».

Un estudio del King’s College of London demuestra que hay efectos inflamatorios en el cuerpo hasta 50 años después de haber experimentado este tipo de situaciones violentas.

Por otra parte, están las redes sociales que son otro espacio en el que los adolescentes pueden encontrarse con situaciones que desestabilizan su equilibrio mental.

Un estudio hecho a 6 mil 500 niños y adolescentes en Estados Unidos por la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins halló que los que pasaban más de tres horas diarias en estas plataformas tenían un mayor riesgo de tener problemas de salud mental, ante esto, expertos recomiendan retrasar lo más posible el uso de las redes sociales.

Es importante que los padres supervisen qué contenido publican sus hijos en las redes sociales y quiénes son las personas con las que interactúan.

Línea de ayuda para problemas de salud mental

Toda persona que viva en Estados Unidos y tenga algún problema de salud mental o de consumo de sustancias, puede llamar al 988, un número gratuito en el que será atendido por asesores capacitados para manejar múltiples problemas como autolesiones, adicción y pensamientos suicidas, explicó Hannah Wesolowski, jefa de promoción de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales.

Si alguien pasa por una experiencia traumática y tiene problemas para procesarlo «este es un lugar al que acudir», comentó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *