Martha’s Vineyard es una isla exclusiva en el estado de Massachussets, que encanta a todos aquellos que llegan a disfrutar de sus hermosas playas, pero que en estos días fue noticia porque hasta allí llegaron los 50 migrantes venezolanos enviados por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, alegando que es un “destino santuario”, es decir, que no persigue a migrantes que tienen estatus ilegal en el país. Foto: Jehovagni Santana.
Martha’s Vineyard es una isla exclusiva en el estado de Massachussets, que encanta a todos aquellos que llegan a disfrutar de sus hermosas playas, pero que en estos días fue noticia porque hasta allí llegaron los 50 migrantes venezolanos enviados por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, alegando que es un “destino santuario”, es decir, que no persigue a migrantes que tienen estatus ilegal en el país. Foto: Jehovagni Santana.

La organización Lawyers for Civil Rights (LCR), que brinda apoyo legal gratuito a los migrantes que el gobernador de Florida Ron DeSantis llevó a Martha’s Vineyard, advirtió el jueves mediante un comunicado entregado a dos compañías de aeronáutica y aviación que no destruyan ninguna evidencia relacionada con los vuelos en cuestión en la demanda colectiva, presentada en Boston.

En cartas enviadas a las compañías Vertol Systems y Ultimate JetCharters , LCR notifica formalmente a las empresas sobre la demanda colectiva presentada por Alianza Americas y los migrantes afectados.

LCR ha dado instrucciones a ambas compañías para que no destruyan ninguna evidencia relacionada con los vuelos y advirtió sobre posibles sanciones judiciales federales por tal destrucción. La retención por litigio es crítica para la preservación de todas y cada una de las pruebas disponibles.   

La organización LCR describió en el documento una amplia gama de pruebas que las compañías aéreas deben conservar, incluidos registros de vuelo, listas de pasajeros, contratos con el estado de Florida para el transporte de migrantes y comunicaciones con cualquiera de los demandados sobre cualquier vuelo planificado.

Según el comunicado de la Lawyers for Civil Rights, una de las compañías “Ultimate JetCharters” proporcionó los aviones que transportaron a los migrantes, y la otra empresa “Vertol Systems” recibió un pago del estado de Florida para los vuelos, incluidos los traslados que se hicieron el 8 de septiembre de 2022 para Martha’s Vineyard.

Presuntamente, a la compañía le pagaron por vuelos el 19 de septiembre de 2022 y otros más, aunque estos se cancelaron el día en que se presentó la demanda colectiva. Señala el comunicado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *