Foto @yankees

Todavía no es el momento de recoger los bates y hacer balance en la MLB. Y sin embargo, la hazaña que este miércoles logró Aaron Judge obliga a aplaudir este 2022 como un año inolvidable para los amantes del beisbol.

Judge disparó su jonrón 61 de la campaña, para igualar la icónica marca que Roger Maris impuso en 1961, hace exactamente 61 años. Y aunque el tablazo voló en Toronto, la admiración en el Rogers Centre, en las redes sociales y en medios de comunicación se hizo viral.

El esperado cuadrangular es la guinda de un pastel que todavía podría recibir nuevos adornos.

Porque a los Yanquis les restan 7 juegos, tiempo suficiente para que El Juez quiebre la marca compartida y siembre un nuevo tope para su equipo, para la Liga Americana y para el Big Show en esta era post esteroides, en la que los controles antidopaje hacen mucho más difícil la trampa.

«Cuando la bateé, pensé de inmediato que se iba, aunque ya habían pasado unos cuantos encuentros en que no la había podido botar», exclamó Judge después de la gesta. «Definitivamente siento alivio. Trataba de no pensar en el jonrón 61, pero es inevitable que te diera vueltas en la cabeza».

Y es que ya eran siete choques sin desaparecer la bola para él, su sequía más larga en este 2022.

¿SIN PRESIÓN?

La admirable carrera del slugger hasta llegar a este momento tuvo matices notables, al enseñarnos a un bateador que en ningún momento ha caído en las naturales distracciones que implican la presión de la prensa y las enormes expectativas de los fans.

Su lucha también incluye la posibilidad de obtener una Triple Corona, verdadera rareza que solo ha ocurrido una vez en la MLB después de 1967. Y sin embargo, no se ha ido de bruces en busca de las conexiones que completen su faena. Esta semana, llegó a conteo completo de 3-2 ¡cinco veces en el mismo juego!

Esa mezcla de talento y sangre fría le tiene ahora en el podio donde le vemos.

«Es un honor increíble unirme a uno de los grandes de los Yanquis, uno de los grandes del beisbol», dijo Judge a MLB.com y otros medios. “Las palabras no pueden describir lo que esto significa. Eso es algo muy especial de esta organización: todos los que nos precedieron y allanaron nuestro camino, jugaron este deporte de la manera correcta».

El hijo de Maris, de igual nombre que su padre, estuvo allí en las tribunas, como testigo del hecho. La madre de Judge, a su lado, recibió el abrazo en emocionante relevo de un legado que va del histórico número 9 a este 99 que hace estragos en la MLB.

COLECCIÓN DE RECUERDOS

Este es el mismo año en el que el venezolano Miguel Cabrera llegó a 3.000 hits, el mismo en el que cruzó la barrera de los 700 jonrones el dominicano Albert Pujols.

El propio Pujols celebraba algunas horas antes, al clasificar con los Cardenales de San Luis a los playoffs. La leyenda de Santo Domingo se encuentra en la última temporada de su carrera. Ha dicho que se marcha, sin importar lo que suceda en las semanas que restan por jugar.

Y lo que sucede incluso podría traerle un anillo de Serie Mundial, ¿por qué no?

En enero cumplirá 43 años de edad. Y mantenerse en forma para competir al más alto nivel requiere dolores y esfuerzos que ha decidido dejar atrás. Pero como Judge, sigue sumando logros en el poco tiempo que ya queda.

Pujols y Cabrera representan lo mejor de la MLB en las primeras dos décadas de este siglo. Y Judge es parte primordial de la generación que tomó el testigo a continuación.

Esa generación a la que pertenece El Juez no deja de sumar talentos, como el quisqueyano Julio Rodríguez, que acaba de convertirse en el primer jugador en la historia que supera los 20 cuadrangulares y las 20 bases robadas en su torneo de estreno, precisamente este 2022.

Todavía restan unos pocos días en la ronda regular y luego vendrá la postemporada. La acción no termina aún. Incluso es posible que Judge nos regale otro momento memorable, cuando suene el 62. Pero este ya es un año para el recuerdo, uno que el beisbol no debería olvidar jamás.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *