Boston Children's Hospital Foto: Flickr
Boston Children's Hospital Foto: Flickr

El FBI dice que realizó un arresto en relación con una falsa amenaza de bomba contra el Boston Children’s Hospital.

La agencia anunció el arresto en Twitter. La fiscal federal Rachael Rollins identificó a la persona arrestada como Kathleen Levy de Westfield, Massachusetts.

La fiscal federal Rachael S. Rollins anunció el jueves que se han presentado cargos penales federales en relación con una llamada falsa de amenaza de bomba al Boston Children’s Hospital. Rollins, y describe los cargos durante una sesión informativa del jueves a las 4:00 p m.

Describieron los funcionarios “Había una gran presencia de la policía de Boston en el lugar para asegurar el hospital principal y el 333 de la avenida Longwood” y siguieron los protocolos normales del hospital, por lo que el hospital estuvo cerrado temporalmente y el acceso fue restringido.

Las autoridades han dicho anteriormente que el Hospital de Niños recibió una amenaza el 9 de septiembre, menos de dos semanas después de que el hospital recibiera una amenaza de bomba, dijo la policía.

La amenaza de bomba, dirigida al hospital la noche del 30 de agosto, se informó alrededor de las 8:00 pm, y los oficiales despejaron la escena poco antes de las 10:00 pm, dijo la policía. La policía no encontró ningún artefacto explosivo.

En un correo electrónico a los empleados esa noche, Children’s Hospital dijo que la policía había “dado por claro que no existe una amenaza activa para el hospital luego de una posible amenaza a la seguridad informada al hospital esta noche.

A principios de agosto, los médicos y otros miembros del personal del Children’s Hospital que tratan a niños transgénero comenzaron a recibir amenazas y acoso después de que el programa de salud pediátrica y adolescente transgénero del hospital fuera atacado en las redes sociales por grupos de derecha.

El hospital dijo que estaba “trabajando con las autoridades policiales locales, estatales y federales y expertos externos para responsabilizar a las personas que amenazan a nuestros proveedores y pacientes”.

“Cualquier amenaza de violencia contra nuestros empleados, médicos o pacientes, y el discurso de odio que incita a este tipo de actos, debe ser abordado por completo por la policía”, dijo el hospital el 9 de septiembre.

Durante el segundo incidente de amenaza informado el 9 de septiembre, se llamó a la policía al hospital a las 11:39 a. m. El hospital no fue evacuado. El hospital dijo en un comunicado que el personal estaba trabajando para comprender “los detalles completos” de lo que ocurrió ese día. Ninguno fue herido.

La seguridad del personal y los pacientes, dijo el hospital el 9 de septiembre, “sigue siendo nuestra principal prioridad y hemos implementado medidas de seguridad adicionales para continuar con nuestra atención médica que salva vidas. Haremos todo lo posible para garantizar que nuestro pueblo esté protegido y que los responsables de estas amenazas sean llevados ante la justicia”.

Las autoridades están realizando las investigaciones y se espera por más declaraciones de los funcionarios en el caso.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.