Foto: MIT NEWS
Foto: MIT NEWS

¿Qué piensas si te digo que una pegatina es capaz de ver el interior de tu cuerpo?

Las imágenes por ultrasonido requieren equipos grandes y especializados disponibles solo en hospitales y consultorios médicos. Pero un nuevo diseño de los ingenieros del MIT podría hacer que la tecnología sea tan portátil y accesible como comprar curitas en la farmacia.

¿Cómo funciona?

El dispositivo del tamaño de un sello se adhiere a la piel y puede proporcionar imágenes de ultrasonido continuas de los órganos internos durante 48 horas.

Los investigadores aplicaron las pegatinas a los voluntarios y mostraron que los dispositivos producían imágenes en vivo de alta resolución de los principales vasos sanguíneos y órganos más profundos como el corazón, los pulmones y el estómago. Las pegatinas mantuvieron una fuerte adherencia.

¿Qué beneficios puede traer a los pacientes?

Los investigadores señalan que las pegatinas podrían tener aplicaciones inmediatas: por ejemplo, los dispositivos podrían aplicarse a pacientes en el hospital, de forma similar a las pegatinas de electrocardiogramas de monitorización del corazón, y podrían obtener imágenes de órganos internos de forma continua sin necesidad de un técnico para mantener una sonda en su lugar durante largos períodos de tiempo.

Si se puede hacer que los dispositivos funcionen de forma inalámbrica, un objetivo en el que el equipo está trabajando actualmente, las pegatinas de ultrasonido podrían convertirse en productos de imágenes portátiles que los pacientes podrían llevar a casa desde el consultorio de un médico o incluso comprar en una farmacia.

«Visualizamos algunos parches adheridos a diferentes lugares del cuerpo, y los parches se comunicarían con su teléfono celular, donde los algoritmos de IA analizarían las imágenes a pedido», dice el autor principal del estudio, Xuanhe Zhao, profesor de ingeniería mecánica y civil y ingeniería ambiental en el MIT. “Creemos que hemos abierto una nueva era de imágenes portátiles: con algunos parches en su cuerpo, podría ver sus órganos internos”.

El estudio también incluye a los autores principales Chonghe Wang y Xiaoyu Chen, y a los coautores Liu Wang, Mitsutoshi Makihata y Tao Zhao del MIT, junto con Hsiao-Chuan Liu de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Información: MIT NEWS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.