La alcaldesa de Boston, Michelle Wu, retiró su respaldo al concejal de la ciudad de Boston, Ricardo Arroyo, quien está bajo la lupa por acusaciones de agresión sexual de hace años. Foto: Campaña Félix Arroyo.
La alcaldesa de Boston, Michelle Wu, retiró su respaldo al concejal de la ciudad de Boston, Ricardo Arroyo, quien está bajo la lupa por acusaciones de agresión sexual de hace años. Foto: Campaña Félix Arroyo.

El concejal de la ciudad de Boston, Ricardo Arroyo, está bajo la lupa de la opinión pública por las acusaciones de dos supuestas agresiones sexuales de hace años cuando aún era un adolescente; aunque afirma que “son acusaciones graves y falsas”; hoy el candidato vio desaparecer parte de su respaldo político de renombre cuando la alcaldesa de Boston, Michelle Wu y los senadores Elizabeth Warren y Ed Markey retiraron su apoyo al exdefensor público en la carrera para Fiscal del Distrito de Suffolk.

“Ya no puedo hacer una recomendación pública para un candidato para este cargo cuando las acusaciones de alguien que era menor de edad en ese momento me preocupan profundamente, al igual que la información recientemente reportada sobre amenazas anónimas que recibió en el pasado”, escribió Michelle Wu en su cuenta de Twitter. La Alcaldesa también subrayó que para que la oficina del Fiscal del Distrito avance con reformas que necesita la comunidad, la comunidad debe tener confianza en la oficina”.

Wu retiró su respaldo a menos de un día después de que el Boston Globe informara que la acusadora de Arroyo estaba tan sorprendida, por su respuesta a las acusaciones que se hicieron públicas, que se sintió obligada a hablar.

Mientras tanto, Warren y Markey emitieron un comunicado conjunto diciendo que “las acusaciones en este caso son graves, y a la luz de las últimas declaraciones de las víctimas reportadas en el Boston Globe del martes por la noche, hemos notificado a la campaña que rescindimos nuestro respaldo a Ricardo Arroyo para Fiscal del Distrito Suffolk”.

La decisión de Wu de retirar su respaldo y la de Arroyo de permanecer en la carrera se produce horas antes de lo que podría ser una reunión explosiva del Concejo Municipal. El presidente del concejo, Ed Flynn, despojó a Arroyo de la vicepresidencia del concejo y de dos presidencias de comités por las acusaciones de agresión sexual.

Arroyo respondió con una declaración, argumentando que las destituciones “no tienen fundamento” y que afectarían su trabajo en el Comité de Redistribución de Distritos.

Arroyo niega las acusaciones y culpa al Fiscal interino del Distrito, Kevin Hayden, o a uno de sus partidarios de campaña, de filtrar los archivos para beneficio político. Hayden dice que su oficina no filtró los documentos.

En 2005, una compañera de clase de la escuela secundaria de Arroyo le dijo a la policía de Boston que él la agredió sexualmente, una acusación que Arroyo ha negado repetidamente.

A poco más de una semana para el día de las elecciones primarias y en las puertas del debate final, el candidato a fiscal del distrito de Suffolk, Ricardo Arroyo, enfrenta un duro revés a su campaña electoral, por haber sido investigado dos veces por posibles agresiones sexuales, aunque afirma que nunca fue informado, según reporta el Boston Globe. El actual concejal de la ciudad de Boston no enfrentó cargos luego de investigaciones separadas.

El debate se realizará este miércoles 31 de agosto, a las 5:30 pm, en la Iglesia Bautista Morning Star, ubicado en 1257 Blue Hill Avenue en Boston. “Espero verlos a todos allí para apoyar nuestra campaña por un sistema de justicia penal equitativo y justo. Esta campaña se enfoca en hacer avanzar nuestro sistema de justicia con políticas basadas en datos y respaldadas por evidencia porque no podemos darnos el lujo de retroceder”, expresó en un comunicado de prensa Ricardo Arroyo.

Arroyo informó que está buscando una orden judicial de emergencia que le daría acceso a los archivos policiales que mostrarán que los investigadores probaron que las acusaciones, hechas en su contra cuando era un estudiante de secundaria, eran infundadas.

“Creo en la verdad y quiero que los hechos sean públicos y que la gente vea la determinación que hizo la policía en este asunto”, dijo en un comunicado.

“Entiendo el dolor y el daño que causa la agresión sexual y me preocupo profundamente por los sobrevivientes. Creo que nuestros sistemas deben impartir justicia a través del debido proceso y proporcionando espacios para ser escuchados. En este caso, estas denuncias fueron escuchadas e investigadas por las autoridades en tiempo real”, comentó Arroyo.

Mientras tanto, Arroyo ha reiterado que nunca agredió sexualmente a nadie y no dio indicios de que planee abandonar la carrera por el cargo de fiscal de distrito.

Esta historia en desarrollo se actualizará.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.