Antes de que pueda calificar para reembolsos o incentivos, debe programar y completar una evaluación de energía del hogar sin costo con un contratista autorizado de evaluación del hogar de Mass Save. Foto: MassSave.
Antes de que pueda calificar para reembolsos o incentivos, debe programar y completar una evaluación de energía del hogar sin costo con un contratista autorizado de evaluación del hogar de Mass Save. Foto: MassSave.

Boston ha sido seleccionada por Mass Save como una de las primeras ciudades para abaratar los costos de la energía eléctrica a los residentes y pequeñas empresas en East Boston, Roxbury, Dorchester y Mattapan. El programa se le conoce como Mass Save Community First Partnership y otorga descuentos en los costos de la energía eléctrica.

Los cuatro vecindarios se consideran comunidades de justicia ambiental, históricamente experimentando tasas de participación de Mass Save muy bajas. Community First Partnership compartirá oportunidades de eficiencia energética con los residentes para brindar reducciones de emisiones, ahorros de costos y mayor bienestar.

Las compañías de servicios de electricidad, gas natural y proveedores de eficiencia energética tales como Berkshire Gas, Blackstone Gas Company, Cape Light Compact, Columbia Gas , Eversource, Liberty Utilities, National Grid y Unitil conforman Mass Save, cuyo objetivo principal es ayudar a los residentes y empresas de Massachusetts a ahorrar dinero y energía para logar un futuro limpio y energéticamente eficiente para el estado.

Estos programas y servicios están administrados por compañías patrocinadoras de electricidad y gas que trabajan en estrecha vinculación con el Departamento de Recursos Energéticos de Massachusetts con la finalidad de ahorrar tanto energía como dinero. El financiamiento se hace posible gracias a un cargo en la factura de energía de los clientes.

Mariama White-Hammon, directora de Ambiente, Energía y Espacios Abiertos del Municipio de Boston considera que Boston al ser seleccionada como una ciudad miembro del Community First Partnership de Mass Save brindará soluciones económicas de eficiencia energética a sus residentes, lo cual es un gran progreso en materia de ahorro de energía. El programa se complementa con fondos de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense. “Mass Save es un programa en el que todos pagamos una porción en nuestras facturas eléctricas. El dinero es para ayudar a las personas a convertir sus casas en más eficientes. El primer paso es llamar y el programa manda hacer una auditoría de energía. Este reporte les informa dónde se le escapa la energía en la casa o qué métodos debe de utilizar para conservar la energía. Si eres de bajos ingresos hay ayuda para pagar estos reparos”, informó.

Para Mariama White-Hammon, directora de Ambiente, Energía y Espacios Abiertos al ser Boston seleccionada como parte de Mass Save brindará soluciones económicas de eficiencia energética a sus residentes. Foto: Redlink.

Mediante el trabajo realizado por Mass Save en cuanto al ahorro energético, el estado de Massachusetts ha alcanzado la posición número uno en el país en materia de eficiencia energética, según el American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE).

Mass Save ofrece reembolsos e incentivos en equipos residenciales a todos los clientes que pertenezcan a una de las empresas de servicios públicos participantes: Berkshire Gas, Blackstone Gas Company, Cape Light Compact, Columbia Gas, Eversource, Liberty Utilities, National Grid y Unitil. Otro de los requisitos para ser elegible es vivir en una casa de una a cuatro unidades.

Antes de que una familia pueda calificar para reembolsos o incentivos, se debe programar y completar una evaluación de energía del hogar sin costo con un contratista autorizado de Mass Save, para identificar oportunidades de ahorro de energía, como actualizaciones de equipos de aislamiento, calefacción y refrigeración. A través de esta asociación, los patrocinadores de Mass Save ofrecerán hasta un 100 % de descuento en el costo de las actualizaciones aprobadas.

“Los patrocinadores de Mass Save se enorgullecen de ofrecer evaluaciones de energía sin costo junto con reembolsos e incentivos para mejoras de eficiencia energética que ahorran dinero a los clientes teniendo un impacto positivo en el medio ambiente al reducir el uso de energía”, comentó Tilak Subrahmanian, vicepresidente de Eficiencia Energética de Eversource, empresa eléctrica, de gas natural y agua que ofrece el servicio a aproximadamente 4 millones de clientes en Connecticut, New Hampshire y Massachusetts.

National Grid es una empresa de suministro de electricidad, gas natural y energía limpia, donde los 17 mil empleados viven y trabajan en las comunidades que brindan servicio. Es una de las compañías de energía propiedad de inversionistas más grandes de Los Estados Unidos que brinda servicio a 20 millones de personas a través de sus redes en Nueva York y Massachusetts. “A través de nuestra asociación con la Ciudad de Boston, podremos expandir nuestro alcance y ayudar a garantizar que nuestro camino hacia la descarbonización sea justo y equitativo para todos los residentes y empresas”, puntualizó Chris Porter, Director de Gestión de Energía del Cliente de National Grid.

Tanto Mass Save como Solarize Eastie, un programa piloto del Municipio de Boston que servirá para aumentar la instalación de paneles solares a bajo costo y el almacenamiento de baterías para los residentes de East Boston trabajarán simultáneamente para reducir el uso de energía, hacer la transición del uso de combustibles fósiles a la energía renovable, al mismo tiempo que brindarán beneficios inmediatos a los residentes en vecindarios sobrecargados de energía. Más de la mitad de los 45 mil residentes de East Boston son inmigrantes latinos y el ingreso promedio anual del vecindario es de $52,935.

Según White-Hammon estas asociaciones amplían el compromiso de la administración de la alcaldesa, Michelle Wu, con la democracia energética hasta convertirse en una ciudad Green New Deal; mientras que los esfuerzos en eficiencia energética para construir un futuro de energía limpia y no contaminante para todos los residentes del estado de Massachusetts es el objetivo de Mass Save.

Legislación para eliminar uso de combustibles fósiles en Boston
Por su parte, la alcaldesa Michelle Wu anunció que presentará una legislación para dar a Boston la opción local de establecer estándares de construcción que eliminen el uso de combustibles fósiles para nuevos proyectos de vivienda y renovaciones importantes en la ciudad. Según las disposiciones de la ley estatal H.5060 recientemente promulgada, impulsa la energía limpia y la energía eólica marina.

La alcaldesa Michelle Wu quiere establecer en Boston estándares de construcción que eliminen el uso de combustibles fósiles para nuevos desarrollos de vivienda. Foto: Michelle Wu.

La presentación de esta Petición de Autonomía haría que la Ciudad de Boston fuera elegible para solicitar participar en un programa piloto de 10 municipios administrado por el Departamento de Recursos Energéticos de Massachusetts.

“Boston debe liderar tomando todas las medidas posibles para la acción climática. Estamos ansiosos por llevar a cabo la intención de esta legislación estatal y maximizar su beneficio al incluir a la ciudad más grande, la participación de Boston ayudará a brindar espacios saludables y energéticamente eficientes que ahorrarán a nuestros residentes y empresas en costos de servicios públicos y crearán empleos ecológicos locales que impulsar nuestra economía durante décadas”, manifestó la alcaldesa Michelle Wu.

El programa piloto permite que las ciudades y los pueblos desarrollen ordenanzas locales que restrinjan o prohíban la construcción de nuevos edificios o proyectos de renovación importantes que utilicen combustibles fósiles, incluso mediante la retención o el condicionamiento de los permisos de construcción. La Ciudad lanzará un proceso de participación de la comunidad y las partes interesadas para definir los estándares de construcción sin combustibles fósiles, determinar la aplicabilidad y establecer el cronograma de varios años para la eliminación gradual del uso de combustibles fósiles. Boston se uniría a la ciudad de Nueva York, Seattle y Washington, DC, como las principales ciudades de América del Norte que lideran la transición hacia estándares sostenibles en el desarrollo.

Según una investigación realizada por expertos en medio ambiente, la combustión in situ de combustibles fósiles en edificios representa más de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero en Boston, lo que contribuye al cambio climático global y a la contaminación del aire local que afecta de manera desproporcionada a los residentes de bajos ingresos y las comunidades de color en Boston. El informe muestra que hay un aumento de costo mínimo o nulo para construir viviendas multifamiliares eficientes y libres de combustibles fósiles. Este estándar brinda los beneficios a largo plazo de una mejor calidad del aire, costos de energía más bajos, emisiones de carbono reducidas y mayor comodidad térmica para los residentes.

Es válido puntualizar que el efecto invernadero es la subida de la temperatura de la atmósfera que se produce como resultado de la concentración de gases, principalmente dióxido de carbono. Otro de los responsables del cambio climático es, justamente, el consumo de combustibles fósiles como la gasolina y el diésel. Es justamente aquí en donde apunta la Alcaldesa de Boston para eliminar de las nuevas construcciones el uso de combustibles fósiles, y utilizar los paneles solares como medida que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los combustibles fósiles son una fuente de energía que procede de la descomposición de materia orgánica de animales, plantas y microorganismos, y cuyo proceso de transformación tarda millones de años. Se clasifican en tres tipos -petróleo, carbón y gas natural-, y según las Naciones Unidas, comprenden el 80% de la demanda actual de energía primaria a nivel mundial.

“La crisis climática requiere que abandonemos los combustibles fósiles que asfixian al planeta y contaminan nuestras comunidades. Es esencial que los estándares libres de fósiles centren las necesidades de las comunidades de justicia ambiental y los trabajadores afectados. El Departamento de Medio Ambiente espera con ansias el lanzamiento de este proceso comunitario para crear una transición justa hacia un Boston New Deal económicamente próspero, equitativo y ecológico”, concluyó Mariama White-Hammond, directora de Medio Ambiente, Energía y Espacios Abiertos.

Click aquí para más información

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.