María Ciprian de Tejada compró una casa de dos familias en Brockton, aunque siempre quiso vivir en Boston, el alto costo de las viviendas la obligaron a desplazarse 25 millas. El tener una vivienda propia le ha dado estabilidad emocional y lo más importante tiene unida a su familia, quienes integran las estadísticas que predicen que entre el 2020 y 2040 al menos el 70% de los nuevos propietarios en Los Estados Unidos serán latinos. Foto Mónica Placencio/REMAX
María Ciprian de Tejada compró una casa de dos familias en Brockton, aunque siempre quiso vivir en Boston, el alto costo de las viviendas la obligaron a desplazarse 25 millas. El tener una vivienda propia le ha dado estabilidad emocional y lo más importante tiene unida a su familia, quienes integran las estadísticas que predicen que entre el 2020 y 2040 al menos el 70% de los nuevos propietarios en Los Estados Unidos serán latinos. Foto Mónica Placencio/REMAX

Pese a que las tasas de interés hipotecario alcanzan su nivel más alto desde el 2009 la demanda para comprar una vivienda sigue siendo fuerte. En Boston, actualmente los latinos poseen el 28% de las casas que se están comprando, mientras que a nivel nacional son la minoría número uno. Después de los blancos en Massachusetts, los latinos ocupan el segundo lugar en adquirir una vivienda por encima de los otros grupos étnicos, informó Mónica Placencio, corredora de bienes raíces de REMAX. “Este crecimiento se atribuye a varios factores entre los que destaca como un elemento importante la creación de préstamos hipotecarios materialmente más seguros y mejores que hace 10 años, especialmente para primeros compradores de bajos ingresos, quienes muchas veces se apoyan con programas de préstamos y asistencias de pagos”, manifestó Placencio. Desde principios de este año, los intereses hipotecarios han subido más de dos puntos porcentuales, el ritmo más rápido en décadas, es decir en los dos primeros meses del 2022 pasó del 3 al 5%.

Acorde al informe anual de la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces, en los últimos 10 años, los latinos han sido responsables del 53.7% del crecimiento del mercado de bienes raíces y para el 2040, según un estudio del Instituto Urbano, el crecimiento del mercado inmobiliario, corresponderá totalmente a las minorías, principalmente los hispanos, quienes fueron el primer grupo demográfico en aumentar su tasa como propietarios de viviendas, después de la recesión del 2009.

Placencio explica también que, por el alto costo de las casas en Boston, los latinos se están desplazando a los suburbios como Framingham, Randolph, Dedham, Milton, entre otros, porque una casa de dos habitaciones, por ejemplo, en Boston podría costar 900 mil dólares aproximadamente y en otros lugares de 500 a 700 mil dólares. El tipo de casas que más compran los hispanos son los de 3 habitaciones porque siempre, dijo, vive con ellos algún abuelo u otro familiar, razón por la cual se necesita un cuarto extra, a parte de uno para los niños y otro para la pareja.

Los hispanos a nivel nacional son el grupo étnico que más crecimiento ha tenido en los últimos años al momento de comprar una casa. En el 2021 pese a la hostilidad del mercado, los latinos alcanzaron una tasa de crecimiento del 48.4% como propietarios de vivienda, en comparación al 47.4% en el 2019, según la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces, NAHREP, por sus siglas en inglés. Comprar casa a nivel de los hispanos, ha tenido una trayectoria ascendente desde el 2014, con un aumento promedio de casi un 1% cada 2 años, a este ritmo los latinos podrían alcanzar el 50% como dueños de viviendas para el 2025. Entre el 2020 y 2040, al menos, el 70% de los nuevos propietarios en Los Estados Unidos serán latinos.

Johana Díaz después de batallar durante 6 meses con los trámites de compra al fin pudo adquirir compró una casa de 2 familias, con 6 habitaciones en Mansfield. Foto Mónica Placencio/REMAX

María Ciprian de Tejada compró una vivienda de dos familias el 23 de julio de 2021, su sueño era vivir en Boston, pero los altos precios la obligaron a irse a 25 millas de distancia, la casa de sus sueños la encontró en Brockton. Un apartamento lo comparte con su hija de 23 años, el otro lo habita su hijo con la esposa. “Siempre quise comprar mi casa, tener lo mío, ese era mi sueño, entonces me puse a trabajar mucho, me decidí y comencé los trámites que duraron 6 meses, gracias a dios tengo mi casa, mis hijos me han ayudado muchísimo, y mi familia está unida. Yo les aconsejaría a todos los latinos que tengan su propio espacio, para no tener que rendirle explicaciones a nadie”, expresó feliz al sentirse segura, tranquila y en paz. Con mucha emoción comentó que celebró el 4 de Julio en el patio. Su consejo final es que no hay que tenerles miedo a los compromisos financieros, al contrario, hay que arriesgar para superarse y tener mejor calidad de vida, sin embargo, afirmó que el éxito y la transparencia de una negociación al comprar una casa radica en contar con un buen asesoramiento de un agente de bienes y raíces, como lo tuvo ella a través de Mónica Placencio. La hipoteca de su casa es a 30 años, con un interés a plazo fijo del 2.750%.

“Empecé la experiencia de comprar un casa sin saber mucho, pero gracias a las recomendaciones de mi realtor que me guio en el proceso, me dio fuerza, sabiduría, me enseñó cómo se mueve el mercado, los riesgos de una hipoteca, lo que hay que hacer y lo que no, estuvo conmigo cuando ponía una oferta y no me la aceptaban, siempre me dijo no te pierdas, que la casa de tus sueños viene en camino, estoy cerrando un ciclo al comprar la casa que yo quería, la que yo esperaba, la que dios tenía para mí, cuando yo me estaba rindiendo mi realtor fue mi apoyo y fortaleza, paso a paso llegamos muy lejos”, manifestó Johana Díaz, quien compró una casa de 2 familias, con 6 habitaciones en Mansfield, MA, a través de un crédito hipotecario, a 30 años plazo, con una tasa fija de interés del 2.750%.

Hace 3 semanas, el dominicano Carlos Melo, compró una casa de dos familias, de 6 habitaciones en Brockton, a 30 años plazo, con una tasa de interés fija del 4.70%, para su familia compuesta de su esposa y tres hijos, de 21, 18 y 9 años. “El banco me congeló la tasa de interés porque como está el mercado ahora mismo comprar una casa ha sido un gran reto, pero con un buen asesoramiento lo pudimos hacer. Aún no nos hemos mudado, estamos limpiando, haciendo pequeños detalles dentro y fuera de la casa que se necesitan, nos sentimos felices, pero hay que seguir trabajando fuerte para pagar el préstamo puntualmente”, expresó.

Los clientes tienen los mismos derechos, sin importar la raza, ni el género al que pertenezcan. “Tenemos que ser justo, yo no puedo decir porque tú eres hispano, de color o blanco, debes comprar en determinada área porque eso es discriminación, todos poseen las mismas oportunidades”, indicó Placencio de REMAX.

Anabel y Carlos Melo compraron hace 3 semanas una casa de dos familias en Brockton, a 30 años plazo con un interés fijo del 4.70%. Foto Mónica Placencio/REMAX

Mónica nació en Baní, República Dominicana, es madre de un joven de 16 años, vive en Boston desde el 2009, y está vinculada al mundo de bienes raíces desde el 2018.  “El estado de Massachusetts para ser un realtor exige que hagas 40 horas de clases, yo las hice en el Roxbury Community College. El examen de bienes raíces de Massachusetts consta de 120 preguntas divididas en dos secciones, la Sección Nacional, 80 preguntas, y la Sección de Derecho de Bienes Raíces de Massachusetts, 40 preguntas, el cual debe ser aprobado al menos en un 70%”, expresó al comentar que las pruebas son administradas por PSI Exams, que supervisa todos los exámenes de licencia en Massachusetts. Es válido puntualizar que cada examen tiene una duración de 3 horas aproximadamente y la licencia que les conceden tiene una vigencia de 2 años. Una vez recibida la formación como agente de bienes raíces o “realtor” como se dice en inglés, a más de saber el proceso de compra-venta de una casa, deben dominar asuntos legales como las leyes de viviendas “housing”, la tasa de interés que fluctúa en ese momento, conocer los derechos tanto de los compradores como vendedores y lo más importante, para la seguridad del cliente, a todos se les ha realizado la respectiva verificación de antecedentes penales, para evitar ser engañados o caer en transacciones fraudulentas.

“Para mí venderle una casa a un latino significa mucho porque en ocasiones es un sueño que se ve inalcanzable, me llena de inmensa felicidad ayudarlos y ser parte de ese sueño”, expresó Mónica Placencio al indicar que cuando un latino compra una casa para ella es una realización personal por ser inmigrante también.

También hay que tener en cuenta que, al comprar una casa, si no se cumple con los pagos de la hipoteca, se podría correr el riesgo de perderla. Este proceso se llama ejecución hipotecaria o “foreclosure”, mediante esta medida, el banco o agencia de crédito puede desalojarlo de su vivienda y venderla. En Boston, existe una Consejería de Prevención de Ejecuciones Hipotecarias, dirigido por Urban Edge, organismo que se dedica a fortalecer comunidades y familias, a través de la construcción de viviendas asequibles y vecindarios prósperos.

Al brindar asesoramiento individualizado y personalizado, los miembros del personal de Urban Edge analizan el presupuesto del hogar y revisan las opciones para evitar la ejecución hipotecaria. Algunas de esas opciones incluyen indulgencia, modificaciones de préstamos, ventas al descubierto y recompras por parte de Boston Community Capital. Desde 2006, Urban Edge ha asesorado a más de 1300 propietarios de viviendas en riesgo para evitar ejecuciones hipotecarias. En 2020, 7 propietarios evitaron la ejecución hipotecaria, según se informa en la página web de Urban Edge.

Mónica Placencio, agente de bienes raíces de la empresa REMAX, para ella es una realización personal como inmigrante cuando un latino compra una casa. Foto Jeaneth D. Santana

Existe otro tipo de asesoría de agencias del Gobierno para conservar la hipoteca y la vivienda, tales como el programa Hacia una Vivienda Asequible, MHA, por sus siglas en inglés, que brinda asesoramiento gratuito y ofrece opciones para evitar la ejecución hipotecaria; las Agencias Estatales para el Financiamiento de Viviendas, HFA, por sus siglas en inglés, las cuales ofrecen información de contacto de oficinas locales que lo pueden asistir, también, para evitar la ejecución hipotecaria. Si desea mayor información llame al 1-888-995-4673 (presione 2 para español) o 1-877-304-9709 (línea TTY para personas con problemas auditivos).

Requisitos para comprar una casa

  1. Estatus migratorio legal, es decir, ser residente o ciudadano de Los Estados Unidos.
  2. Número de Seguro Social válido.
  3. Dos años trabajando en el mismo lugar.
  4. Un reporte de crédito de 640 puntos como mínimo.
  5. Declarar los impuestos cada año -el banco requiere las 2 últimas declaraciones-.
  6. Récord criminal.

Tasa de Interés del Crédito Hipotecario

El crédito hipotecario es el instrumento financiero por excelencia para que las personas puedan cumplir sus objetivos de vivienda, ya sea comprar un inmueble, reparar o remodelar su casa o adquirir un terreno. Dentro de este contexto, la tasa de interés juega un rol clave en el valor de la cuota que se tendrá que pagar mensualmente por la solicitud de este préstamo.

La tasa de interés fija no experimenta cambios durante el plazo del crédito, mientras que el valor de la tasa variable sufre variaciones durante el período del crédito establecido, modificando el monto de las cuotas a pagar.

Actualmente en términos generales la tasa de interés a plazo fijo por 15 años se ubica en aproximadamente 4.525%, a 30 años en 5.625%. Las tasas pueden ser variables también, pero por lo general cuando son para primeros compradores los bancos prefieren trabajar a interés fijo. Por ejemplo, el Banco de Las Américas ofrece una tasa de interés a 30 años fijo del 5.500% y a 15 años fijo de 4.375%.

“Hay que poner en una balanza cuánto están pagando por renta y cuánto van a pagar por hipoteca, eso haría la gran diferencia, depende de la situación del cliente, porque puede ser que hoy cumpla con todos los requisitos y mañana no, pero en todo caso es una decisión muy personal, pero siempre será un buen momento comprar tu casa porque todo lo que pagarás es para ti, no para el arrendatario”, comentó Placencio al puntualizar que cuando se adquiere una deuda hay que ser lo suficientemente responsable para pagar a tiempo la hipoteca y evitar caer en un “foreclosure”, pero si por alguna razón no pueden pagar, la mejor opción es comunicarse con el banco para pedir asesoramiento financiero y evitar perder la casa.

Programa de Ayuda para Compradores

Hay que recordar que el Municipio, a través de su Programa para Compradores de Vivienda por Primera Vez, Boston Home Center amplió el presupuesto a 2.4 millones de dólares para el año fiscal del 2022, proporcionando hasta $40,000 en asistencia para el pago inicial y los costos del cierre, según el tipo de vivienda para quienes cumplan con los requisitos de ingresos y que buscan comprar una casa por primera vez en Boston. 

Los condominios, propiedades de una, dos y tres familias son elegibles. Históricamente, la asistencia financiera promedio otorgada a un comprador de vivienda por primera vez había sido de aproximadamente $10,000 y más del 70% de los participantes del programa eran para hogares de color, hoy los latinos ocupan el 28% en las estadísticas. El programa ampliado también proporciona a los compradores de vivienda elegibles cartas de precalificación, para facilitar el proceso de compra de vivienda, así también capacitación y asesoramiento para compradores de vivienda por primera vez. Asesoramiento para ayudar a evitar la ejecución hipotecaria y ayuda financiera a los propietarios de viviendas que necesitan hacer reparaciones.

El préstamo que ofrece Boston Home Center es sin intereses, se paga cuando se refinancia la deuda o en la transferencia del título, durante la venta o cuando ya no se conserva la vivienda como residencia principal.

Comprar una casa significa para muchos una gran meta y representa su mayor ilusión, pero también es una inmensa responsabilidad financiera, es el complemento que necesita cada familia para vivir en su propio espacio de manera tranquila e independientemente, es el sueño que quieren convertir en realidad para establecerse y comenzar a enraizarse en una tierra que los acogió bondadosamente, que con el pasar del tiempo sienten como propia y se convierte en su nuevo hogar.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.