La fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, se unió el 11 de julio a una coalición de 20 fiscales generales para apoyar una nueva medida federal que regula las “armas fantasma”; es decir, las armas de fuego imposibles de rastrear que carecen de números de serie o marcas de identificación y que a menudo se fabrican en casa con kits que tienen comprado en línea sin verificación de antecedentes.

La nueva regla adoptada por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) ayudaría a garantizar que los agentes del orden público puedan rastrear cualquier arma de fabricación propia que luego se use en un delito. También limitaría la capacidad de los traficantes de armas para distribuir estas armas en Massachusetts.

“Las armas fantasma representan una seria amenaza para la seguridad de nuestros residentes: no se pueden rastrear y, a menudo, están hechas de artículos domésticos de fácil acceso, lo que permite que personas peligrosas eludan nuestras leyes”, señaló la fiscal general de Massachusetts, Healey. “Mi oficina ha priorizado trabajar con nuestros socios para sacar estas armas de nuestras calles. Esta importante regla presentada por la Administración Biden requerirá el cumplimiento de las leyes que requieren números de serie y verificaciones críticas de antecedentes”.

En los últimos años, la Fiscalía General ha visto un aumento significativo en la compra y posesión de armas fantasma por parte de personas peligrosas a través de sus investigaciones criminales.

Asimismo, Healey apoya la legislación estatal para prohibir la posesión, fabricación y montaje de pistolas fantasma y armas impresas en 3D en Massachusetts. Pero en ausencia de la aplicación federal, estas armas continúan proliferando.

La regla final de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) regula las armas fantasma al aclarar definiciones críticas en la Gun Control Act. Específicamente, deja en claro que los juegos de piezas de armas, los marcos o receptore y los componentes clave de las armas fantasmas, se cosideran «armas de fuego» según la ley siempre que se puedan convertir fácilmente para que funcionen como tales.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.