La ciudad de Chelsea, a través de su Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario, y las Escuelas Públicas de Chelsea aseguraron una subvención de $1,5 millones a través del programa Safe Routes to School para transformar Eastern Ave en el cruce Stockton St. y Spencer Ave. en un espacio seguro y diseñado de forma inclusiva para los estudiantes.

Con el objetivo de promover que los estudiantes caminen y anden en bicicleta, basándose en un enfoque impulsado por la comunidad que une la salud y el transporte, el programa Safe Routes to School es un programa competitivo de subvenciones, administrado por MassDOT.

Las Escuelas Públicas de la Ciudad y Chelsea, en consultas con los guardias de cruce escolar, desarrollaron un diseño conceptual para mejorar la seguridad. El plan requiere medidas de seguridad vial, extensiones para acortar las distancias de cruce, nuevas aceras y rampas para sillas de ruedas, árboles en las calles para mitigar el calor y la contaminación y una combinación de señalización, marcas en el pavimento, etc.

“Estamos agradecidos con la Administración Baker-Polito por invertir en la seguridad de nuestros vecindarios”, anunció el administrador de la ciudad, Thomas Ambrosino. “A través de este proyecto, se mejorará la calidad de vida y la salud pública de los residentes, que son fundamentales para el bienestar de nuestra juventud”.

«La subvención del programa Safe Routes to School nos permitirá transformar la manera en que nuestros estudiantes y familias acceden al Elementary Complex, creando una atmósfera mucho más segura para nuestros niños cuando se trasladan hacia y desde la escuela», comentó el Dr. Almi G. Abeyta, superintendente de las Escuelas Públicas de Chelsea. . «Nuestros estudiantes se beneficiarán enormemente de esta colaboración entre nuestras escuelas, la Ciudad de Chelsea y la Administración de Baker-Polito. Quiero agradecer a todos los involucrados cuyos esfuerzos trajeron el Safe Routes to School a Chelsea».

Eastern/Stockton es una intersección con mucho tráfico, camiones pesados, vehículos que circulan a alta velocidad y peatones.

Aunque limita con un vecindario compacto y muy transitable, desde una perspectiva peatonal, Eastern Ave. es una carretera con tráfico a alta velocidad, transporte de carga, y poca visibilidad que pueden poner en peligro a los estudiantes y las familias. Además, el comunicado señala que las condiciones existentes impiden caminar y andar en bicicleta, modos de transporte saludables que las Escuelas Públicas de Chelsea buscan fomentar. Mejorar esta intersección requerirá mejoras deliberadas y cuidadosas que promuevan la seguridad y preserven las operaciones.

Durante el próximo año y medio, la ciudad avanzará en el diseño completo de mejoras con MassDOT. Una vez que el estado apruebe el proyecto final, la ciudad procederá con la construcción en el año fiscal 2025, de acuerdo con el cronograma. A lo largo de la fase de diseño, la Ciudad y CPS organizarán reuniones con estudiantes, familias, guardias de cruce y empresas del área para solicitar orientación que se incorporará al proyecto.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.