Asistentes del cuidado del hogar de 1199SEIU United Healthcare Workers East y la administración de Baker-Polito han alcanzado un acuerdo tentativo para un nuevo contrato de un año que crea un camino para la tarifa inicial de $18 la hora.

El contrato mantiene un 10% del programa pandemia premium, un pago de $17.71 que iba a expirar el 30 de junio del 2022 y asegura $18 la hora para abril del 2023. También incluye la creación de un rol de cuidador avanzado que garantizará pagos más altos para aquellos que tienen más experiencia, certificación y entrenamiento.

“Asistentes del cuidado personal proveen apoyo vital para algunos de nuestros miembros más vulnerables de MassHealth,” dijo la secretaria de Salud y Servicios Humanos Marylou Sudders. “Este acuerdo reconoce el rol crítico de los asistentes del cuidado personal, particularmente durante la pandemia, y continua el compromiso de la administración Baker-Polito de apoyar estos trabajadores.”

Los asistentes del hogar proveen cuidado de calidad para personas mayores y aquellos con discapacidades, asegurando que estos individuos puedan vivir en su hogar de forma independiente, segura y con dignidad. Massachusetts es el hogar de más de un millón de adultos mayores y casi 500,000 adultos viviendo con alguna discapacidad.

“El cuidado del hogar es uno de los trabajos de más rápido crecimiento en el país, pero uno de los peor pagados. Ganar $18 por hora es una gran victoria para los asistentes de cuidado personal y las miles de familias que dependen de su atención”, dijo Tim Foley, vicepresidente ejecutivo de 1199SEIU. “Desde que se unieron a 1199SEIU, los salarios de los PCA han aumentado en un 66 %, además han asegurado oportunidades educativas y de capacitación, tiempo libre pagado y más. Todo esto garantiza que los asistentes de cuidado personal puedan permanecer en la profesión que aman y seguir cuidando de Massachusetts”.

“He trabajado sin parar durante la pandemia, en primera línea pero invisible. Este contrato refuerza que somos héroes y esenciales”, dijo Janice Guzman, una asistente del cuidado personal en Worcester. “Sin embargo, esto es solo el comienzo. Los asistentes del cuidado personal volverán a la mesa de negociaciones el próximo año con la nueva administración y continuarán luchando por las inversiones necesarias para el programa de asistentes de cuidado personal, para proteger buenos empleos y cuidado en el hogar de calidad”.

Otras disposiciones del contrato incluyen discusiones en curso sobre las opciones de jubilación para los asistentes de cuidado personal, un proceso mejorado para abordar los problemas de pago atrasado y falta de pago a los asistentes de cuidado personal y un mayor acceso a suministros de seguridad, incluidos guantes, pruebas de antígenos y mascarillas. Los asistentes de cuidado personal y los funcionarios estatales también están estableciendo un comité de justicia racial para promover los esfuerzos para abordar la discriminación y crear un entorno de atención domiciliaria más seguro para todos.

Los asistentes de cuidado personal tienen programado ratificar el nuevo acuerdo en las próximas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.