Massachusetts se convierte en el decimoséptimo estado de EE.UU. en aprobar las licencias de conducir para inmigrantes indocumentados, casi dos décadas después de que surgiera la propuesta por primera vez.

Legislativo

La Cámara, controlada por los demócratas, anuló con éxito el veto del gobernador Charlie Baker en una votación de 119-36 el miércoles 8 de junio, asegurando una mayoría de dos tercios.

El Senado de Massachusetts se unió un día después. La votación fue de 32-8, aprobando por mayoría el proyecto de ley de licencias de conducir para inmigrantes sin estatus legal.

Por qué es importante: Massachusetts alberga a más de 200,000 inmigrantes sin estatus legal, según el Instituto de Política Migratoria. Con esta ley, el estado está listo para extender el permiso de conducir a un estimado de 45,000-85,000 residentes durante los próximos tres años, según MassBudget.

Cómo aplicaría

Según el proyecto aprobado, los indocumentados podrían solicitar una licencia de conducir presentando ante el Registro de Vehículos Motorizados un pasaporte extranjero o un documento de identificación consular.

Las personas también tendrían que proporcionar alguno de estos cinco documentos adicionales: una licencia de conducir de otro estado o territorio de EE.UU., un certificado de nacimiento, cédula de identidad de extranjero, licencia de conducir extranjera, o un certificado de matrimonio o sentencia de divorcio de cualquier estado o territorio de los EE.UU.

Asimismo, los inmigrantes indocumentados aún serían evaluados y pasarían por las mismas pruebas que cualquier otro residente para obtener la licencia.

Foto: MIRA: Massachusetts Immigrant and Refugee Advocacy Coalition, Inc.

Panorama

La presidenta demócrata Karen Spilka considera que la medida haría que la conducción sea más segura en Massachusetts al requerir que los inmigrantes demuestren que pueden manejar correctamente un automóvil y que han obtenido el seguro necesario en caso de accidente.

“Somos una nación de inmigrantes y nuestro estado continúa siendo moldeado profunda y positivamente por inmigrantes de todo el mundo”, señaló Spilka en una declaración escrita el mes pasado antes del veto de Baker. «Merecen poder ir al trabajo y a la escuela de manera segura, cuidar a sus familias y participar en la vida de sus comunidades».

En un comunicado la representante Christine Barber, demócrata de Somerville que inicialmente impulsó el proyecto de ley en la Cámara, aseguró que «el proyecto garantizará que todos los conductores conozcan las reglas de tránsito y estén registrados y asegurados».

Por otro lado, Baker dijo a los periodistas en una conferencia de prensa esta semana: «No veo esto de la misma manera que la Cámara o el Senado».

  • Su carta de veto del mes pasado destaca varias preocupaciones sobre la extensión de los permisos de conducir, haciéndose eco de las afirmaciones que los opositores han hecho en Beacon Hill en años anteriores.
  • Eso incluye preocupaciones sobre la falta de experiencia del Registro de Vehículos Motorizados en la revisión de documentos extranjeros, aunque la agencia utiliza identificaciones consulares y pasaportes extranjeros para verificar la identidad de los beneficiarios de DACA, residentes permanentes legales y otros no ciudadanos que solicitan una licencia de conducir.

Esfuerzos

Durante años, propuestas similares languidecieron en la Legislatura, ya que los principales demócratas no creían tener los votos para aprobar la legislación.

Políticos atribuyen el impulso reciente de la Work and Family Mobility Act a la Coalición Driving Families Forward, que estuvo dispuesta a reelaborar el proyecto de ley con los legisladores al reducir los tipos de documentos de identificación y residencia que los solicitantes pueden usar para obtener una licencia.

La coalición también convenció a los jefes de policía, fiscales y alguaciles de todo el estado para que respaldaran el proyecto de ley como medida de seguridad pública.

¿Qué sigue?

La nueva ley permitirá que los inmigrantes sin estatus legal soliciten una licencia de conducir estatal estándar a partir del 1 de julio de 2023. Prohíbe que el Registro de Vehículos Motorizados pregunte o guarde documentos relacionados con el estatus migratorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.