El proyecto de ley que permitiría a los inmigrantes indocumentados de Massachusetts obtener licencias de conducir fue aprobado el miércoles 8 de junio por la Cámara de Representantes pese al veto del gobernador Charlie Baker.

La votación fue de 119-36, lo que significa que el proyecto de ley pasará al Senado de Massachusetts, que también deberá votar el jueves.

«El voto de la Cámara de Representantes para anular el veto del gobernador Baker garantizará que todos los conductores conozcan las reglas de tránsito y estén registrados y asegurados», dijo en un comunicado la representante Christine Barber, demócrata de Somerville que inicialmente impulsó el proyecto de ley en la Cámara. «Presentamos este proyecto de ley para permitir que todos los residentes, independientemente de su estatus migratorio, soliciten una licencia de conducir para que puedan ir a trabajar, llevar a sus hijos a la escuela, ir a las citas con el médico y poder salir a comprar comestibles».

El proyecto de ley (H 4805) otorgaría a los inmigrantes sin estatus legal licencias de conducir estatales estándar si muestran documentos que prueben su identidad, fecha de nacimiento y residencia en Massachusetts.

Fue aprobado por los demócratas de la Cámara y el Senado el mes pasado, pero Baker lo vetó argumentando que el Registro de Vehículos Motorizados, una agencia que supervisa el estado, no tiene la capacidad de verificar las identidades de los posibles solicitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.