Un estudiante de 14 años de las McKinley Middle School está acusado de tirarle agua hirviendo a un maestro a principios de mayo.

A pesar del incidente, los líderes escolares no llamaron al 911, incluso cuando la enfermera de la escuela le aconsejó al educador que buscara atención médica, según un informe de la policía de Boston.

El maestro llevó la denuncia ante la policía el 5 de mayo, unas cuatro horas después del suceso.

Este incidente, reportado por primera vez por The Boston Herald el jueves 12 de mayo, ocurrió mientras los estudiantes almorzaban en un salón de clases.

El maestro le había dicho al estudiante que no usara un libro de texto para tapar los fideos al calentar en el microondas, ya que el libro se arruinaría. Luego de una discusión, el estudiante procedió a levantarse de su asiento y vertió su taza de fideos ramen hirviendo sobre la maestra, según el informe policial.

Asimismo, el estudiante ya había hervido el agua con un aparato eléctrico o termo, para calentar inicialmente el ramen, conforme a datos policiales.

La presunta víctima reportó que llegó al hospital con un «dolor insoportable», hinchazón y quemaduras menores en la mejilla izquierda y enrojecimiento dentro de la oreja izquierda, según el informe. Buscó tratamiento para sus heridas antes de hablar con la policía.

Por otra parte, el estudiante, que tampoco fue identificado, fue acusado de agresión con agravantes en una denuncia de delincuencia juvenil presentada el miércoles en el Tribunal Municipal de Boston, según muestra el expediente.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.