(Mayor's Office Photo by Jeremiah Robinson)

La alcaldesa Michelle Wu presentó el jueves 12 de mayo un plan de $2 mil millones para revisar las instalaciones de BPS, incluidos nuevos proyectos de construcción y renovación, así como mejoras en todo el distrito.

El programa iniciará con una inversión de $605 millones para lanzar nuevos proyectos con herramientas de planificación y personal para brindar mejoras urgentes para las comunidades de BPS.

Los proyectos de construcción, renovación y reacondicionamiento de escuelas apoyarán la acción climática en toda la ciudad y, al mismo tiempo, desarrollarán la resiliencia de la comunidad ante los fenómenos meteorológicos extremos.

La alcaldesa Wu hizo el anuncio junto con la superintendente Brenda Cassellius y el presidente del comité escolar Jeri Robinson frente a McKinley Elementary School y McKinley South End Academy, uno de los edificios escolares con mayores necesidades en Boston.

“El Green New Deal para las Escuelas Públicas de Boston es un compromiso para escuchar y reconstruir la confianza con nuestras comunidades”, dijo la alcaldesa Michelle Wu. “Este es una nueva perspectiva, con nuevos recursos financieros, herramientas de planificación y capacidad del personal para realizar mejoras urgentes en nuestros edificios escolares. Con estudiantes, familias y educadores en la mesa, continuaremos invirtiendo hasta que todas las escuelas puedan cultivar el ambiente saludable y enriquecedor que nuestros niños merecen”.

Los proyectos reflejados incluyen la construcción de 14 escuelas nuevas o proyectos importantes de renovación, así como mejoras significativas a las instalaciones deportivas en el White Stadium. También, inversiones de capital en todo el distrito que traerán mejoras a las instalaciones de casi todas las comunidades de BPS, entre ellas la eficiencia energética y de agua, la instalación de paneles solares, renovaciones de baños y cocinas, mejoras en los patios escolares y las instalaciones de aires acondicionados y fuentes de agua potable.

Dichos proyectos representan un aumento significativo en los fondos de la ciudad para proyectos escolares. Solo se construyeron nueve escuelas nuevas en Boston en los últimos 40 años, postergando durante décadas el mantenimiento.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.